¿Quién ganará «Top Chef»: la naturalidad de David o la frialdad de Marc?

El «talent show» de Antena 3 cierra este miércoles su segunda temporada


Redacción

Top Chef desvela esta noche su secreto mejor guardado a lo largo de 14 programas: el nombre de su ganador. La victoria ya solo está entre David García y Marc Joli. Después de que Fran que se quedará a las puertas de la final, uno de los dos cocineros se proclamará como campeón de la segunda temporada del concurso culinario de Antena 3 después de someterse a la opinión de siete premios nacionales de gastronomía.

Sin embargo, y al contrario de lo que sucedió con Begoña Rodrigo en la primera edición, la final de Top Chef se presenta descafeinado. ¿La razón? Hace un par de semanas se filtró que David era ganador del concurso. A cuatro programas de conocer el desenlace del «talent show» culinario presentado por Alberto Chicote, el gallego Yayo Daporta y Susi Díaz, un comentario desafortunado en TripAdvisor desvelaba el nombre del cocinero que se haría con la victoria. Como le pasó a La Voz Kids, y según recogía el crítico gastronómico Pau Arenós en su blog personal, una reseña en el perfil del restaurante del cocinero catalán, To[+], tiraba por tierra parte de la emoción que se vivirá esta noche. «Enhorabuena David por ser el ganador de Top Chef. Llevo muchas veces yendo a vuestro restaurante, primero trabajaban tus abuelos, luego tus padres y ahora tú, aunque por la cocina está tu abuela y tu madre. Espero que podamos continuar viniendo a menudo a deleitar vuestros platos. Gracias», explicaba este comentario del que ya no queda resto en la página bajo el título «Espero que el título no os estropee la calidad».

David, la naturalidad en los fogones

A pesar de esta filtración, y aunque muchos puedan creer que el pescado ya esta vendido en Top Chef, lo cierto es que no hay que descartar sorpresas de última hora. Todo apunta a que David parte con ventaja. A lo largo de los 14 programa del concurso el catalán ha conseguido meterse a la audiencia y al jurado en el bolsillo. Por algo, él fue el primer semifinalista y también el primer finalista del concurso. De 26 años, es jefe de cocina y propietario del TO [+] y acumula una serie de títulos como el de campeón del Concurso de Cocina Joven de Catalunya «Premio a la Imaginación y Creatividad» del 2006 o ser dos años consecutivos vencedor del Catskills.

Con un buen bagaje fuera del concurso, dentro ha dejado claro su carácter bonachón, elegante e inocencia que le ha valido una trayectoria tranquila en el espacio de Antena 3. El ganador de la inmunidad de la prueba de las ostras en Santiago y que enamoró al jurado con un postre que simulaba ser un pan con tomate y fuet, se ganó las alabanzas de sus compañeros en parte por su naturalidad que lo impulsaba a dejar a una señora pasar primero en el mercado a pesar de estar en medio de una prueba. La más recientes fue la de Víctor, que cuando abandonó Top Chef dejó claro sus preferencias entre los tres cocineros que quedaban (David, Marc y Fran) al asegurar que la única cocina que le gustaba era la del joven de 26 años.

Marc y su falta de sentimientos

En el otro lado de la moneda, si se compara con David, estaría Marc. El jefe de cocina y co-propietario de Cal Músic Taverna, a sus 37 años puede presumir de haberse criado entre los fogones de El Bulli, así como de ser campeón de Cocina Joven del Mediterráneo en el 2000 y campeón de Cocina Joven de Catalunya en 1999. Al contrario que su vecino de Barcelona, el de Figueras es el gran superviviente del programa ya que acumula a sus espaldas un incontable número de últimas oportunidades. Su último cara a cara fue con Fran, al que logró imponerse a las lentejas del salmantino en la semifinal con su Garguillou ibérica de invierno. Su victoria le llegó después de que Chicote le echará en cara que le faltaba «hablar con el corazón para ser un titán» y que ya iba siendo hora de que expresará sus sentimientos en las cocinas de Top Chef.

Sentimientos quizás no, pero enfadado los espectadores si que han podido ver a Marc. Enfadado y picado con Carlos, su némesis, con el que ha tenido más de un encontronazo en el programa. En más de una ocasión, el catalán ha dejado claro que el cocinero afincando en Singapur no le caía bien. Su primer gran enfrentamiento fue en tierras gallegas. En pleno hostal de los Reyes Católicos, las chispas saltaron entre ambos nada más elegir a Marc como capitán ya que solo siete días antes había boicoteado el liderazgo de la viguesa Inés desoyendo sus órdenes y obligando a su equipo a cambiar de plato sobre la marcha. A partir de ahí, la prueba transcurrió como el rosario de la aurora y se contagió al resto del concurso, donde ambos se han dedicado a lanzarse pullas continuamente. ¿La última? Ya fuera de Top Chef, Carlos ha asegurado que no entiende «cómo ha llegado Marc a la final».

Tensión entre finalistas

El mal rollo de Marc con Carlos no ha sido el único. El catalán ha tenido su ración de desencuentros con todos, incluido con su rival en la final de Top Chef. La semana pasada, el cocinero se enfadó, y mucho, con David después de que, al tener una ventaja proporcionada por el jurado, le diera la peor faisana -la que tenía plumas y huesos-. Tras ver la reacción de Marc, se sintió culpable y le ofreció su ayuda, pero solo logró que el catalán se enfadará aún más ya que creía que lo hacía para «quedar bien». A partir de ese momento, el resto de la prueba transcurrió con la petición de Marc de encontrarse con David en la prueba de última oportunidad. Aunque no tuvo ocasión hace siete días, esta noche podía encontrar la revancha.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

¿Quién ganará «Top Chef»: la naturalidad de David o la frialdad de Marc?