Una periodista de la BBC deja la televisión para hacerse monja

Martina Purdy, corresponsal de la cadena británica en Irlanda del Norte, se unirá a una congregación religiosa


Redacción
A través de Twitter con una simple carta y sin dar muchas explicación. Así se ha despedido la corresponsal de la BBC en Irlanda del Norte, Martina Purdy. Aunque la forma de comunicarlo no es lo sorprendente en este caso, ya que, después de veinte años en televisión, abandonará los focos para convertirse en monja. «He sido periodista desde hace casi 25 años, 15 de ellos en la BBC. Ha sido una profesión gratificante», asegura Martina Purdy que explica que ha tomado esta decisión para buscar una nueva dirección. «Sé que mucha gente no va a entender esta decisión. No es algo que haya decidido a la ligera, lo hago con amor y una gran alegría. Pido oraciones mientras me embarco en este camino con toda la humildad, la fe y la confianza», admite la periodista que pide a los medios respeto y privacidad en una carta que también ha compartido la cadena. La marcha de Martina Purdy no solo ha sorprendido a gran parte de la audiencia británica, sino también a sus compañeros de la BBC. «Estamos muy tristes de perderla en el equipo político de la cadena», ha explicado el director Peter Johston, mientras que el jefe de noticias Kathleen Carragher ha asegurado que era «uno de los corresponsales con más talento» de la cadena. Aunque en la misiva compartida a través de Twitter y en la web de la BBC aseguraba que no iba a hacer más declaraciones, dos días después Martina Purdy ha tenido que agradecer a través de esta red social las muestras de apoyo y cariño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Una periodista de la BBC deja la televisión para hacerse monja