El «Legado do Tibu» salpica a Buenafuente

La moda ha traspasado las redes sociales y comienza desde En el Aire su andadura televisiva

El vigués que llevó el «Legado do Tibu» a La Sexta José M. Campos Otero nominó a Andreu Buenafuente, Berto Romero y Jorge Ponce

La Voz
La viralidad conseguida por el «Legado do Tibu» es asombrosa. Las redes sociales han conseguido que este fenómeno nacido en Galicia haya llegado a la televisión, salpicando a personajes de la talla de Andreu Buenafuente o Berto Romero, que junto al colaborador Jorge Ponce, no han desaprovechado la oportunidad de continuar esta moda en su programa En el Aire, de La Sexta.El «Legado do Tibu» concede total libertad sobre el método o la forma en la que los nominados deben mojarse en agua fría, en el programa de La Sexta, Buenafuente y sus colaboradores optaron por empaparse unos a otros con un gorro de baño, arrojándose el agua por turnos desde una escalerilla al interior de una piscina hinchable.Además, las reglas del «Legado do Tibu» estipulan que alguien debe nominarte para darte el chapuzón, y José M. Campos Otero es el culpable de que dos de los rostros más conocidos de la televisión en España se hayan empapado en directo. El joven universitario de O Grove, y seguidor del programa, explica en su propio video que el «Legado do Tibu ya se ha extendido por casi toda España y es la hora de dar un paso más», al tiempo que felicitaba a Andreu y Berto por sus cien programas.Por su parte, el trío de colaboradores hizo su propia nominación, y como era de esperar, eligieron a compañeros de su propia casa; el presentador del Intermedio, el Gran Wyoming, fue nominado por su homólogo Buenafuente; Berto nominó a Antonio García Ferreras, presentador de Al Rojo Vivo y director de La Sexta; y por último Jorge Ponce, el colaborador del programa que eligió como víctima a Berto Chicote, la parodia del chef y presentador Alberto Chicote que interpreta el propio Berto Romero.Este primer «Legado do Tibu televisivo» abre la posibilidad de que este fenómeno continúe extendiéndose por la televisión española, comenzando por la Sexta y quién sabe si extendiéndose a canales del mismo grupo como Antena 3. Si los nominados no eligen la opción de invitar a sus compañeros a una mariscada, la televisión tendrá al menos otras nueve víctimas con las que entretener a la gente.

Votación
30 votos

El «Legado do Tibu» salpica a Buenafuente