Alta cocina vs fritanga en la nueva ficción de Telecinco

EFE

TELEVISIÓN

«Chiringuito de Pepe» abre sus puertas este lunes a las 22:00

06 jun 2014 . Actualizado a las 23:37 h.

¿Qué hace un cocinero con varias estrellas Michelín trabajando en un ruinoso chiringuito de playa de Peñiscola? Con esta premisa se presenta «Chiringuito de Pepe», la nueva serie costumbrista de Telecinco que apuesta por los «valores tradicionales» y el «esfuerzo», y que se estrena el próximo lunes.

La serie toma como referencia la película italiana «Bienvenidos al Sur», de Luca Miniero, una historia que habla sobre superar las dificultades en un ambiente nuevo y «aprender a vivir la vida», ha señalado hoy el director de Contenidos de Mediaset España, Manuel Villanueva, en la rueda de prensa de presentación.

Lejos de los «tópicos» veraniegos, la serie emplea la disparidad culinaria entre Sergi Roca (Santi Millán), un cocinero con 12 estrellas Michelin, y Pepe Leal (Jesús Bonilla), el dueño del chiringuito, como trasfondo de una historia plagada de «valores tradicionales» que quiere «reunir a la familia frente al televisor», ha dicho el director de Ficción de Mediaset, Toni Sevilla.

Sergi deberá afrontar el reto de reflotar el chiringuito con la ayuda de Mati (Dafne Fernández), una de sus ayudantes en su prestigioso restaurante Cool Roca.

Sevilla ha explicado que «Chiringuito de Pepe» no se ha inspirado en la moda de programas de cocina que intentar reflotar restaurantes, y que sólo querían hablar de cómo «vive un pez fuera del agua».

El Langui, músico galardonado con dos Goyas y que interpreta también la cabecera de la serie, interpreta aquí a Vicente Leal, hijo de Pepe, y ha destacado que el ritmo de vida frenético que la sociedad lleva hoy día impide «inculcar» a las nuevas generaciones valores como el «esfuerzo», la «ilusión» o la «amistad», ingredientes presentes en la producción. Un secreto compartido entre los personajes, que los actores no han querido adelantar, añade un toque de intriga a la comedia, uno de los principales elementos de este cóctel televisivo.

Sobre su personaje, un «egocéntrico» cocinero apodado «El Mozart de los fogones», Santi Millán ha dicho que durante su periplo en el chiringuito recibirá lecciones que le enseñarán que no es tanta la distancia que lo separa de Pepe y que se está perdiendo cosas importantes de su vida en pos de una carrera profesional brillante. «Uno de los objetivos de la serie es salvar una institución familiar, la de mi personaje», ha añadido Millán.