«Supervivientes 2014»: Así se tomó Chiqui la infidelidad de su marido

El concurso entra en su recta final superando en audiencia a su gran rival, «Velvet», con la confesión de Borja y la expulsión de Amador Mohedano

«Supervivientes 2014»: El reencuentro entre Borja y Chiqui

Redacción

Supervivientes 2014 entra en su recta final y lo hace con redoble de tambores. La de este lunes pasará a la historia del reality como una de las galas más impactantes por dos razones: la expulsión de Amador Mohedano, el salvavidas de esta endeble edición, y el desenlace del culebrón entre la ex gran hermana Chiqui y su marido. Nada más y nada menos que un 33 % de cuota de pantalla cosechó anoche el tramo final del concurso de supervivencia presentado por Jorge Javier Vázquez, que ya había liderado también el prime time (18,5 %) a pesar del gran dato que recogió su competencia directa, Velvet (17,4 %).

La infidelidad de Borja a Chiqui

Este año en Supervivientes 2014 el público asiste a dos historias «de amor» dignas de guión telenovela venezolana. La primera está protagonizada por la pequeña mujer que en el 2009 se proclamó tercera finalista de Gran Hermano 10. Desde ese momento, Almudena, más conocida como Chiqui, empezó a rodar de plató en plató intentando hacerse un hueco en el sector más chismoso de la pequeña pantalla. Primero fue repescada para el reencuentro de los grandes hermanos y después probó suerte una temporada como pupila de Jorge Javier en Sálvame.

Cuando su estrella empezó a apagarse, regresó a las portadas del corazón anunciando su inminente boda con Borja, con el que se casó en el plató de las sobremesas de Telecinco, acompañada del batallón de colaboradores y recitando el «sí quiero» frente a Kiko Hernández, maestro de ceremonias. Los telespectadores dormían tranquilos, seguros de que Chiqui había encontrado la felicidad junto al amor de su vida y entonces la rebelde cartagenera reapareció frente a los focos integrando el elenco de concursantes de Supervivientes 2014.

La estabilidad sentimental de Chiqui empezó a tambalearse desde que puso un pie en Honduras. Mientras la tenaz concursante luchaba por sobrevivir, su chico se echó al monte en tierras españolas. Alegando que se sentía «muy solo», Borja buscó el calor de otros cuerpos para soportar la marcha de su esposa. Los trapos sucios de la relación empezaron a salir a la luz hace algunas semanas cuando ciertas implicadas comenzaron a hacer cola en Sálvame para contar su historia. La infidelidad de Borja aprovechando la marcha de Chiqui al Caribe no ha sido la única. Lo desveló el sabio polígrafo en un Sálvame Deluxe que se emitió el 25 de abril, en el que el protagonista de la historia confesó no solo unos esporádicos cuernos motivados por la distancia, sino una vida oculta entregada al sexo en la que incluso llegó a ofrecerse como gigoló.

Con las cartas sobre la mesa y toda España conociendo los secretos de alcoba de Borja y Chiqui, el marido de la concursante decidió que lo justo era pedirle perdón a su chica. Voló hasta Honduras y tras un apasionado reencuentro, de besos y de abrazos, le confesó que no había podido contenerse sexualmente estos últimos meses. «Quería contarte una cosa antes de que llegues a España y lo sepas por otras personas -comenzó Borja-. No me he liado con ninguna, pero empecé a hablar con una chica porque estaba solo en casa y la tenía como apoyo; esa persona me traicionó junto a otro concursante de Supervivientes». «Hice un polígrafo y salió lo de la infidelidad que tú sabías -continuó-. Y más tarde salió una chica que decía que había estado conmigo pero es totalmente falso, en ese aspecto estoy muy tranquilo». «Lo único que hice fue enseñársela por Internet, y ella a mí», remató. Chiqui, manteniendo en todo momento la calma, le contestó: «¿Esto es todo? Sabes que te quiero y te amo, y eso es lo importante». «Es mi marido, lo amo y una infidelidad se perdona», declaró Almudena tras escuchar la versión de su chico. «Yo quiero que esté bien, lo amo con locura y estoy decidida a tener un hijo en cuanto podamos». Y colorín colorado, los cuernos perdonados.

Amador Mohedano, a la calle

El segundo culebrón de Supervivientes 2014 es un viejo conocido de Telecinco: el de Rosa Benito y Amador Mohedano. Testigo de los discretos datos de audiencia con los que el reality arrancó -la final incluso se ha adelantado, motivada por ajustes de programación-, la cadena decidió darle un empujón al programa rescatando la turbulenta historia de amor de la colaboradora de Sálvame y el hermano de Rocío Jurado. Primero, envió a Mohedano a la isla. Y las cifras empezaron a repuntar. Amador incluso llegó a postularse como uno de los favoritos para ganar el goloso premio. Y entonces, poniéndole la guinda al pastel, Mediaset le compró un billete de avión a Rosa Benito y cruzó los dedos. El reencuentro le dio a la cadena su mejor resultado de la temporada con 3.325.000 espectadores y un 26,6 % de share y volvió a despertar el interés de la audiencia por lo que estaba pasando en el Mar Caribe.

En calidad de ganadora de la última edición, Rosa se reencontró con Amador después de cinco meses sin verse en el que fue uno de los acercamientos más esperados de Telecinco. Pero el momento no fue para Mohedano como le hubiese gustado. «Creo que ahora entenderás cosas que antes no entendías y sé que te va a venir muy bien estar aquí, pero no me vas a dar un beso como el que tú quieres -le dijo su exmujer después de que intentase besarla-. Vengo como ganadora, me pidieron que viniese y que tú estuvieras aquí no quería que me echara para atrás».

El emocionante momento acabó pasándole factura al concursante de Supervivientes 2014 que anoche, tras conocer el veredicto de la audiencia, reconoció que la visita de Rosa Benito a la isla le «vino fatal». «Yo no estaba bien con ella aquí y no ha querido utilizar la hora sin cámaras que nos ofrecieron para hablar conmigo -explicó, dolido-. Me ha tratado como un concursante más y ha hablado conmigo menos que con otros compañeros».

El superviviente, sin embargo, confesó ante las calmas haber vuelto a llorar por ella: «El día que Abraham me cedió su cama, dormí abrazado a una camiseta que olía muchísimo a su perfume». Donde hubo fuego...

Abraham, primer finalista

Tras interceder entre estos cuatro protagonistas, Supervivientes proclamó este lunes a Abraham como primer finalista de esta edición. El concursante se jugaba con Nacho Montes el liderazgo semanal y, por tanto, entrar directamente en el saco de los finalistas. Abraham ha aguantado un largo rato bajo el agua, consiguiendo mantener la respiración más de 13 segundos, lo que ha tardado Montes en salir a la superficie.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos

«Supervivientes 2014»: Así se tomó Chiqui la infidelidad de su marido