«Supervivientes 2014»: Rosa Benito le hace la cobra a Amador Mohedano en su reencuentro en la isla

Redacción LA VOZ

TELEVISIÓN

Telecinco

El regreso de la última ganadora da al concurso de Telecinco el mejor resultado de audiencia a la temporada del reality

13 may 2014 . Actualizado a las 18:16 h.

El morbo vende. Si no que se lo digan a Supervivientes 2014 que, a dos semanas de una final adelantada para el 26 de mayo, ha mostrado prácticamente ya de todos sus ases bajo la manga. Tras ocho galas en las que no ha conseguido ni acercarse a Velvet, la serie líder indiscutible de la noche de los lunes, el regreso a Honduras de Rosa Benito y su reencuentro con su exmarido Amador Mohedano le dio al reality de Telecinco su mejor resultado de la temporada con 3.325.000 espectadores y un 26,6 % de share. A pesar de estos datos, la ficción de Antena 3 lo superó en espectadores -con 4.199.000 espectadores- pero no en cuota de pantalla -21,2 %-. Además, el concurso de Mediaset se llevó el minuto de oro del día.

Y es que la novena gala de Supervivientes 2014 estuvo cargada de sorpresas. La más esperada, sin duda, era la llegada a la isla de Rosa Benito. En calidad de ganadora de la última edición, se reencontró con Amador Mohedano tras cinco meses sin verse tras una separación turbulenta, con ingreso de ella en una clínica incluido, que ha llenado horas de televisión gracias a Sálvame. El reencuentro más esperado de los últimos años en Telecinco empezó cordial. Abrazos y besos que terminaron cuándo el intentó besar en la boca a su exmujer. La colaboradora de la cadena le hizó la cobra y lo separó inmediatamente dejándole claro que no había viajado para hacer las paces.

«Me encantaría que "Supervivientes" fuera tan importante como lo fue para mí. Creo que ahora entenderás cosas que antes no entendías y sé que te va a venir muy bien estar aquí, pero no me vas a dar un beso como el que tú quieres. Vengo como ganadora, me pidieron que viniese y que tú estuvieras aquí no quería que me echara para atrás», le explicó Rosa a un Amador que se quedó apesadumbrado y barajó, durante unos instantes que se vivieron con tensión desde el plató, abandonar el programa. Y es que Rosa Benito le dejó claro en todo momento que nada volvería a ser como antes. «Estoy muy segura de mis sentimientos porque me ha hecho mucho daño. Estoy preparada para seguir caminos separados. No quiero nada con él, pero quiero que sea feliz. Sabe perfectamente que él y yo no vamos a tener ya nada, pero me encantaría tener una buena relación porque tenemos hijos», admitió la ganadora de Supervivientes que se quedará hasta el miércoles en la isla que la encumbró como reina de la última edición del reality.