«Juego de Tronos»: El día que los espectadores descubrieron que Invernalia era Winterfell

La emisión en España del primer capítulo de la cuarta temporada de «Juego de Tronos» en versión original subtitulada levanta ampollas entre los seguidores de la serie

Juego de Tronos

Redacción

La «generación más preparada de la Historia» se indignó este lunes porque Canal + emitió el primer capítulo de la cuarta temporada de Juego de Tronos en inglés con subtítulos. Seguramente no la mayoría, pero sí un significativo porcentaje de los espectadores se echó anoche las manos a la cabeza cuando, plantado frente al televisor, se dio cuenta de que debía pasarse los siguientes 60 minutos leyendo los diálogos mientras escuchaba a los personajes interactuar en inglés. Y vertieron toda su indignación en Twitter. «Qué lamentable la publicidad engañosa, después de meses de anuncios resulta que #JuegoDeTronos es en V.O.S.» o «Juego de Tronos nos la jugao!!! V.O.S nooooo!!!!». Son solo dos ejemplos de los lamentos que ayer por la noche podían leerse en la red social de los 140 caracteres.

Los lloros por el esfuerzo de enfrentarse a las verdaderas voces de los protagonistas de Juego de Tronos -precio que este lunes era necesario pagar para asistir al estreno del esperado episodio solo un día después de su aterrizaje en la televisión estadounidense- pronto desataron una oleada de estupefación que acabó convertida en burla. Y la bola de nieve empezó a hacerse más y más grande. «La generación mejor preparada de la Historia #GraciasLOGSE #pisa2014 #Tengo2Masters», «Yo les quitaría los subtítulos a los que se ríen de los que no quieren ver Juego de Tronos en V.O», «Flipándolo muy mucho con las quejas de algunos porque @canalplus ofreciese el primer capítulo de @juegotronosplus en V.O.S. El nivel es máximo», «Retrasados que amenazan de borrarse de Canal + porque no les ha gustado que emitan Juego de Tronos en V.O.» ... Y así un largo etcétera.

Ante el cabreo general, Canal + se vio obligado a aclarar, a través del Twitter oficial de Juego de Tronos en España, que, en efecto, este lunes la retransmisión se haría en versión original subtitulada y que los que quisiesen visionar el capítulo doblado al español tendrían que esperar hasta el 17 de abril.

Pero, al margen de aquellos que anoche descubrieron que Invernalia se llama en realidad Winterfell -en la edición española de las novelas de Martin, el nombre del terriroio donde se asienta la casa Stark, capital del Norte de los Siete Reinos, también se traduce al castellano-, el grueso de telespectadores se fue a dormir este lunes con un buen sabor de boca. Juego de Tronos arrancó su cuarta temporada con paso firme. Conscientes de que tienen por delante otras cuatro para cerrar las tramas que enredan el argumento de la ficción basada en la saga de George R.R. Martin, los guionistas echaron a andar esta entrega recordando dónde se había quedado la tercera temporada. Con los personajes bien colocados en el tablero de juego, el nuevo episodio se cerró con alguna que otra incorporación que, previsiblemente, agitará desde sus cimientos las relaciones entre determinados personajes, sinceró a sus protagonistas más herméticos y preparó el terreno para lo que espera en los próximos nueve episodios.

Al otro lado del Atlántico, el éxito del estreno fue este domingo abrumador. Tras colapsar el servicio en streaming de la HBO, las estadísticas revelan ahora, dos días más tarde, que el arranque de la cuarta temporada de Juego de Tronos logró la mayor audiencia de la cadena estadounidense desde el desenlace de Los Soprano. El capítulo atrajo un promedio de 6,6 millones de telespectadores. Superó, así, al estreno de la tercera temporada, que se había hecho con 4,4 millones de espectadores, y a su audiencia más alta, de 5,5 millones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos

«Juego de Tronos»: El día que los espectadores descubrieron que Invernalia era Winterfell