Mariló Montero se pregunta si los calamares gigantes del Museo de Luarca estaban vivos

La presentadora del «La mañana de La 1» entrevistó al presidente de la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas tras el temporal que arrasó el centro asturiano

Mariló Montero y los calamares gigantes

Redacción

«¿Estaban vivos?», preguntó Mariló Montero, ni corta ni perezosa, al presidente de la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (Cepesma), Luis Laria. Se refería la presentadora de La Mañana de La 1, en un nuevo alarde de profesionalidad, a los calamares gigantes del Museo de Luarca que quedó destrozado este domingo como consecuencia del fuerte temporal que azotó el fin de semana la costa cantábrica.

El experto explicaba concentrado los daños ocasionados en el centro. Narraba con precisión cómo el agua había llegado hasta la planta superior del museo, arramplando con todos los ejemplares de los gigantes cefalópodos, únicos en el mundo en su especie, cuando a la presentadora se le planteó una duda existencial que urgentemente quiso despejar. Qué había pasado con los calamares. ¿Estaban vivos?

Laria tuvo que explicarle a Mariló que resulta imposible mantener vivos a los animales que albergaba el Museo del Calamar Gigante, ya que su hábitat se encuentra a más de 2.500 metros, en las profundidades marinas, y que estos ejemplares eran únicos, por lo que su pérdida supone un daño casi mayor que los desperfectos materiales en las infraestructuras.

La explicación suscitó otra cuestión en la presentadora. ¿A cuánto ascienden los costes de los destrozos? El presidente de Cepesma calculó que unos dos millones de euros. «Madre mía, eso vale más que la discoteca», respondió Mariló, con la mente en el local de ocio nocturno que también quedó devastado la noche del sábado en el País Vasco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
55 votos

Mariló Montero se pregunta si los calamares gigantes del Museo de Luarca estaban vivos