Jaume Mas, el rastafari de «La Voz», tercer finalista

Amante del reagge, Antonio Orozco confió en el peculiar estilo del mallorquín para la final de esta noche

La Voz: Jaume Mas

La Voz

Jaume Mas, posiblemente la apuesta más arriesgada de este año de La Voz consiguió con su peculiar estilo y sus rastras meterse en el bolsillo al público y conseguir un codiciado puesto en la final de La Voz. Pero no ha podido ser, y Jaume Mas se tuvo que conformar con ser el segundo eliminado de la noche, después de Estela Amaya. Jaume Mas se quedó con la miel en los labios, viendo como Dina Arriaza y David Barrull le ganaban en votos.

Su paso por «La Voz»

Jaume Mas, de 30 años, de Mallorca. Este albañil estaba acostumbrado a que le juzgaran por su aspecto. «La sociedad en general te juzga por tu aspecto porque a lo mejor no están acostumbrados a ver un chico como yo», confesó puesto que como buen amante del reagge, las rastas son su seña de identidad.

Jaume Mas se presentó a La Voz para demostrar lo que realmente valía. «Cuando yo canto, no pienso. Me desplazo a otra dimensión, medito», explicó Jaume Mas.

Durante su primera actuación, ya dejó claro que su estilo no era lo que los coaches de la La Voz estaban acostumbrados a escuchar. Sin embargo, su versión reagge de Toda una vida sólo convenció a Antonio Orozco, aunque dejó perplejos al resto. «Has hecho completamente tuya una canción que ni a soñar se me hubiera ocurrido cantarla así», aseguró Malú.

Tras conseguir imponerse a Andrea Beltrán en las batallas, Jaume Mas logró colarse en la semifinal La Voz con una versión reggae de Bésame mucho.

Antonio Orozco y el público lo tuvieron claro, y colocaron a Jaume Mas por delante de sus contrincantes Ainhoa Aguilar y David Velardo con un 106 % de los votos. «Quiero dar las gracias a Antonio por esa confianza porque si no se hubiera girado él yo no estaría aquí. Se lo debo todo a él. A mi familia, a mi pueblo y a toda la gente de La Voz», aseguró Jaume Mas con lágrimas en los ojos. Jesús Vázquez incluso se aventuró a pronosticar una victoria del mallorquín. «El año pasado España fue heavy. A ver si este año va a ser rastafari...», afirmó el presentador gallego.

En la semifinal de la La Voz la semana pasada, Jaume Mas volvió a apostar por la combinación de un tema clásico con reggae. En esta ocasión, la canción escogida fue La chica de ayer de Antonio Vega.

Los coaches se quedaron muy sorprendidos y Antonio Orozco admitió que «hay que tener mucho valor para cantar como lo haces. Una vez más los has vuelto a hacer y una vez más nos has vuelto a sorprender». Malú tampoco dudó en elogiar a Jaume Mas. «A todas las canciones le da su personalidad y consigue hacer que cualquier canción se convierta en reggae», aseguró Malú.

Con la confianza de los coaches, el público también se decantó por el estilo de Jaume Mas frente a Damon Mathew, logrando el 121 % de las votaciones combinadas de coach y público.

Jaume Mas agradeció su paso a la final especialmente a Antonio Orozco, su coach. «No se si llorar, si reír. Gracias otra vez por girarte, porque con solo uno estoy en la final. Gracias por confiar en mí», aseguró el mallorquín.

Fiel a su promesa y ya en el backstage, Tania Llasera le cortó una rasta a Jaume Mas como símbolo del paso a la final de esta noche de La Voz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Jaume Mas, el rastafari de «La Voz», tercer finalista