Pepe Sancho: de don Pablo a Bertomeu


De don Pablo a Rubén Bertomeu. O lo que es lo mismo, del empresario franquista don Pablo en la ficción amable Cuéntame como pasó al promotor corrupto Rubén Bertomeu en la serie Crematorio, que Canal Plus emitió la pasada primavera. Los dos polos del actor José Asunción Martínez Sancho, Pepe Sancho, de Manises, recién cumplidos los 67, y una amplia carrera en televisión, teatro y cine, de las más dilatadas y variadas de España. Es quizá por eso por lo que el mérito le pilla muy curtido, aunque no su popularidad intergeneraciones, ya que para la de los años setenta fue el inolvidable Estudiante en Curro Jiménez (1977-1978) y, para la pasada década, el mencionado don Pablo durante diez temporadas, entre el 2001 y el 2008.

Hay más televisión en su trayectoria. Sitcoms como Carmen y familia, Los negocios de mamá, Plan América y Hispania, también teleseries (en el 2006 fue Joaquín Sorolla para la televisión valenciana en Cartas a Sorolla), tvmovies como 23-F: el día más difícil del Rey y Un burka por amor, ambas del 2009, entre otras. Su voz potente y una cierta chulería lo convierten en actor racial y de carácter, ideal para personajes reprobables. Comenzando el siglo XXI, los sumideros del corazón marrón lo tentaron para despotricar de su tormentosa relación con la cantante María Jiménez, que denunció su continuado maltrato. Aquello pasó, en el 2008 escribió Bambalinas de cartón (Temas de hoy), un libro de memorias muy por encima de lo que se estila. Tiene cuerda para rato aunque siempre será el bandolero el Estudiante y el franquista don Pablo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Pepe Sancho: de don Pablo a Bertomeu