Fallece el escultor ourensano Luis Borrajo, autor de importantes obras públicas y privadas


la voz | ourense

El escultor ourensano Luis Borrajo falleció ayer de muerte natural a los 55 años. Borrajo trabajó siempre en su estudio ubicado en la localidad ourensana de Vilardevós.Este ourensano ligado a la generación de artistas de los años setenta, aseguraba que necesitaba espacios grandes para desarrollar sus obras y que allí, además, era muy fácil hablar con la gente. En su día indicó: «Vivir é unha arte e no rural pódese facer con dignidade». Luis Borrajo cultivó fundamentalmente la escultura monumental de obra pública, predominantemente utilizando el hierro (acero, en especial). De él, destacaron los críticos, su rigor técnico en el dominio de la fundición, el corte y la soldadura de los metales. Lo calificaron como uno de los representantes de la escultura como construcción y espacio social, «heredero de una tradición que iría de Malevich a Oteiza y Chillida, pasando por Caro, que incorpora el acero industrial asociado a la estructura geométrica de la madera», indica Antón Castro en el proyecto editorial Galicia, de Hércules Ediciones. Destaca el interés de Borrajo por el concepto espacial y la pluralidad de ángulos, la yuxtaposición y acoplamiento de láminas de acero oxidado. La obra de Luis Borrajo se puede unir a la otros escultores gallegos que supieron traspasar fronteras, rompiendo los moldes tradicionales y experimentando, los que les confirió un aspecto más internacional. Se encontraba en el cénit de su madurez creativa. Su legado está ahora en sus obras, que se pueden disfrutar en los lugares más destacados de las principales ciudades de Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Fallece el escultor ourensano Luis Borrajo, autor de importantes obras públicas y privadas