Gilliam estrena en San Sebastián su segunda película en un mes

El cineasta ha lanzado dos filmes consecutivos por sus problemas para conseguir fondos «Tideland» no tuvo una acogida unánime de la crítica y muchos abandonaron la sala antes de que acabase.


la voz | redacción

El guionista y director Terry Gilliam presentó ayer en el Festival de Cine de San Sebastián su nueva película, Tideland , poco después de haber exhibido en Venecia El Secreto de los Hermanos Grimm . El nuevo filme, que aspira al máximo galardón del certamen donostiarra, fue acogido de forma desigual por la crítica y muchos de los asistentes abandonaron la sala antes de su final.narra la historia de una niña, hija de un matrimonio de drogadictos, que vive en una casa destartalada y que para escapar de esta difícil realidad recurre a su imaginación. «El mundo está ahí, sólo hay que ir con la mente y los ojos abiertos para ver su magia, y eso es lo que hace la pequeña protagonista de Tideland , construirse un mundo imaginario y de fantasía para sobrevivir a la realidad», defendió el autor de filmes tan creativos como Brazil y 12 monos . La extraña historia está basada en el libro homónimo de Mitch Cudllin en la que todo el protagonismo recae en una niña de 9 años que comparte sus aventuras con una serie de cabezas cortadas de muñecas. «Los hombres deberían sacar su lado femenino y descubrir el niño que llevan dentro», defendió el director. A pesar de contar en el reparto con caras conocidas como Jeff Bridges y con el espléndido debut de Jodelle Ferland (la pequeña protagonista del filme), que lleva el peso de la película, el estreno provocó que muchos de los asistentes abandonaran la sala. «No es la primera vez que una película mía no se entiende. Mis trabajos no son fáciles de ver; si eres un niño sí, pero el público está educado para que se lo den todo hecho, y mis filmes tienen un abanico de posibilidades. Tideland tiene un enfoque inocente, es mejor que los estúpidos no vayan a ver esta adaptación honesta de un libro que me sorprendió y que está escrito con el corazón. Mis filmes son curiosos y complicados en una primera visión, pero luego se convierten en clásicos y la gente los recuerda», explicó el provocador miembro de los Monty Python en una rueda de prensa posterior a la proyección de la película. Terry Gilliam justificó la práctica coincidencia en el estreno de sus dos últimas películas, El Secreto de los Hermanos Grimm y Tideland , por los problemas para conseguir fondos que tuvo con el proyecto sobre don Quijote. «Tras el colapso del guión de don Quijote, pasaron siete años en los que no pude conseguir dinero y muchos proyectos quedaron bloqueados, entre ellos estas dos películas», destacó Gilliam, quien tiene varios filmes en cartera pero, «como siempre, dependen de la financiación».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Gilliam estrena en San Sebastián su segunda película en un mes