Diez familiares, la asistente y la cocinera, herederos de Brando

Sus hijos revelan ahora que las cenizas del actor fueron esparcidas entre Tahití y el Valle de la Muerte después de mezclarlas con las de su amigo Wally Cox, fallecido en 1973


los ángeles

El legado de Marlon Brando ha dado paso a otro drama, ahora legal, con las primeras reclamaciones contra el actor, mientras sus herederos han iniciado el proceso para controlar su patrimonio artístico.El ganador de dos Oscar falleció el pasado 1 de julio a los 80 años, víctima de un trastorno pulmonar, dejando una herencia valorada en 21,6 millones de dólares y una lista de herederos que reflejan la vida de este actor, casado tres veces cuando sus tres esposas estaban embarazadas. Una herencia de la que se empiezan a conocer detalles, como los diez miembros de la familia que aparecen mencionados en su testamento, según su albacea, David Seeley. La lista de beneficiarios incluye a todos los hijos vivos de Brando, con edades comprendidas entre los 46 y los 10 años. Sin embargo, excluye a su hija adoptiva Petra Brando-Corval, sobre la que no ofrece más detalles. El testamento, firmado el 28 de agosto de 2002, también menciona a su asistente personal, Alice Marchak, y a su cocinera, Blanche Hall, para los que deja hechos arreglos económicos sin especificar. Entre los supuestos acreedores está la compañía aérea Air Moorea, con base en Tahití, que reclama el pago de unos 460.000 dólares en concepto de viajes prestados a Brando para llevar a una serie de visitantes al atolón Tetiaroa, que el actor compró en 1966. Otra reclamación, más peculiar, procede de la supuesta amiga y asistente personal del actor Joan Toni Petrone. Ésta reclama el pago de un anillo de platino y diamantes valorado en 3.000 dólares que al parecer perdió hace diez años en casa de Brando, mientras preparaba unas verduras para el actor. De acuerdo con las declaraciones del albacea a la prensa, estos son un par de ejemplos de las seis reclamaciones que han indicado su intención de solicitar la parte que consideran justa del legado de Brando. En medio de estas reclamaciones, la familia de Brando se ha mantenido firme y unida hasta la fecha, sin dar detalles ni de la herencia ni de las exequias del protagonista de La ley del silencio. Fieles al deseo de su padre de proteger su intimidad, han tenido que pasar casi tres meses hasta que han ofrecido detalles sobre la muerte y el funeral de Brando. Según Jocelyn Brando, su hermana mayor, el actor murió mientras dormía, sin dolores y junto a su familia, en el Centro Médico de la Universidad de California en Los Angeles. Como ha detallado Petrone, su estado de salud se había deteriorado mucho en los últimos años a pesar de que había perdido unos 40 kilos de peso de esa enorme complexión que había adquirido. Un deterioro que prefirió mantener en silencio, apartado de la vida social a excepción de algunos viajes al rancho Neverland de su amigo Michael Jackson.Sus lugares preferidosSegún confirmó Miko Brando, uno de los hijos del actor, los restos del astro se incineraron en una ceremonia íntima y sus cenizas se esparcieron entre su atolón en Tahití y el Valle de la Muerte, en California, sus lugares preferidos.Incluso su marcha estuvo marcada por una nota más de su excéntrica vida, ya que sus cenizas se mezclaron con las de su amigo y también actor Wally Cox. La familia de Brando no ha dado detalles de por qué el actor guardaba los restos de su amigo, fallecido en 1973, pero les pareció lo correcto esparcir ambas a la vez. La familia ha reclamado para sí el control del nombre y de la obra de Brando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Diez familiares, la asistente y la cocinera, herederos de Brando