La Voz entrega mañana en DVD el «western» «El rostro impenetrable»

Marlon Brando se dirigió a sí mismo en esta película que tiene como una de sus favoritas El filme podrá conseguirse por 1 euro además del precio habitual del diario


redacción

Con los años la unanimidad es absoluta en torno a El rostro impenetrable : uno de los más fascinantes westerns de la historia del género. Hasta el propio Brando la tiene entre sus películas favoritas, lo que sorprende considerando que fue su única película como autor y sus muchos meses de rodaje en complejas tareas de productor, director y actor. Le dedica unas jugosas páginas en sus memorias de 1994, Las canciones que mi madre me enseñó . Brando había adquirido los derechos de la novela The Authentic Death of Henry Jones de Charles Naider, y se la ofreció a Stanley Kubrick, que llegó a filmar algunos planos después de trabajar varios meses en el guión.El paciente método de trabajo de Kubrick chocaba frontalmente con la urgencia histórica de Brando, que por 250.000 dólares a la semana había contratado a Karl Malden, entonces entre los actores más prestigiosos y mejor pagados de Hollywood. De ahí que el actor no admitiera demora alguna y optó por aceptar la renuncia de Kubrick. Se la ofreció después a Sydney Lumet y a otros directores, mientras varios guionistas trabajaban en el guión, entre ellos un hombre que haría carrera y gloria en el género: Sam Peckimpah. Finalmente, ante el fracaso de sus gestiones para dar con un director, Brando hubo de ponerse a la cámara, rescribiendo diariamente el guión, «a veces minuto a minuto». Es más, admite que rodó «algunas escenas varias veces, desde ángulos diferentes, con diálogos y acción distintos, porque no sabía lo que estaba haciendo». Sin embargo Brando, que cumpliría 35 años durante el rodaje, reconoce que se lo pasó muy bien durante el rodaje en Sur y en Monterrey «donde dormí con muchas mujeres hermosas y me divertí de lo lindo». Cuando dio la última orden de cámara habían pasado medio año, el presupuesto se había duplicado y tenía material «para una película de seis u ocho horas de duración». A las pocas semanas de iniciado el montaje, Brando delegó. Se encontró con que la Paramount rechazaba la primera versión de cuatro horas y media. Dos horas de discusión y finalmente se redujo a las dos horas y pico de la versión comercializada, aunque todavía tendrían que rodar otro final. El rostro impenetrable está considerado quizá el más bello western jamás realizado sobre la ambigüedad y las apariencias. Es también el único filme del Oeste en que aparece el mar como frontera por excelencia. Sale de refilón en otros westerns, pero nunca con la contundencia poética del filme de Brando.?Historia de venganzaLa trama en su superficie es una historia de venganza que transcurre a finales del XIX. Brando es Rio y Malden es Dad, dos atracadores que huyen por el desierto con un único caballo. Dad deja a Rio con la promesa de lograrle una montura, pero nuca regresará y además se lleva el botín. Cuando finalmente se encuentran, Rio habrá purgado cinco años en prisión y Bad es el despiadado sheriff de Monterrey. Brando encarna a un tipo misterioso, lacónico, distante, con el rostro impenetrable del título, y borda uno de sus mejores trabajos como actor. Como la réplica de Karl Malden. Ambos formados en el Actor's Studio, de ahí esa capacidad para dotar a sus personajes de una complejidad psicológica que sitúa a El rostro impenetrable en una de las cumbres del llamado superwestern . Pero otra de las cualidades de la película está en la belleza plástica lograda por Brando en colaboración con el gran director de fotografía Charles Lang Jr., de dilatada experiencia en el género.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Voz entrega mañana en DVD el «western» «El rostro impenetrable»