Michael Moore satiriza a Bush en su libro «Oye tío, ¿dónde está mi país?»

Bárbara Celis D'Amico NUEVA YORK | CORRESPONSAL

TELEVISIÓN

OLIVIER LABAN-MATTEI

La tirada de la nueva obra, cuyo lanzamiento fue silenciado, es de un millón de ejemplares El cineasta prepara un documental en el que planteará una serie de preguntas sobre el 11-s

08 oct 2003 . Actualizado a las 07:00 h.

Michael Moore vuelve al ataque. Es un asalto verbal: su nuevo libro titulado Hey dude, Where is my country? (Oye tío, ¿dónde esta mi país?) salió el martes a la venta en Estados Unidos con una tirada de un millón de ejemplares. El lanzamiento fue una salida silenciosa ya que la prensa norteamericana ni siquiera lo mencionó. Mientras las memorias de Hillary Clinton o el último libro de Harry Potter salían a la calle con gran estruendo mediático, aunque tuvieran tiradas menores, la nueva obra de Moore ha llegado a las librerías sin ningún estrépito. Sin embargo, eso también le ocurrió a su anterior libro, Stupid White Man , y el boca oreja lo convirtió en la obra más vendida del año 2002. A la prensa no le gusta Moore porque ésta es precisamente uno de sus blancos favoritos. Y valga como ejemplo que su anterior libro ha permanecido 59 semanas en la lista de los más vendidos del diario The New York Times sin que éste medio se haya jamás dignado a escribir una crítica del libro. Conexión Bush-Bin Laden Pero es el presidente George W. Bush el que se lleva la palma de los ataques de este escritor, cineasta y activista que ha pasado los últimos dos años embarcado en una cruzada casi personal contra el presidente estadounidense. Al igual que en Stupid White Man , en su nuevo libro Moore se plantea muchas preguntas dirigidas a su presidente, poniendo especial relieve en las conexiones de la familia Bush con la familia Bin Laden, informando a los norteamericanos de como 24 miembros de la familia del supuesto autor de los atentados contra Estados Unidos fueron los únicos que pudieron volar sobre territorio norteamericano inmediatamente después del 11-S. Pero lo que sobre todo hace Moore en este nuevo libro es lanzar una llamada de socorro a todo un país con un único fin que reconoce abiertamente: conseguir un cambio de régimen. Fama y dinero Moore ataca a toda la Administración Bush, acusándola de haberle robado los derechos más básicos a los ciudadanos en nombre de la seguridad nacional y expresa preguntas que todo el planeta se ha hecho en relación al 11-S y que hasta ahora los norteamericanos no han querido escuchar. Michael Moore, que tras ganar el Oscar este invierno con su documental Bowling for Columbine , ha adquirido no sólo fama internacional sino que también ha ganado mucho dinero, asegura en su libro que la mejor forma de utilizar el recorte de impuestos que Bush le ha facilitado a los más ricos de Estados Unidos, entre los que se autoincluye, es haciendo cosas para luchar precisamente contra el actual inquilino de la Casa Blanca. Por todo ello Moore también prepara un nuevo documental que previsiblemente pondrá en circulación antes de las elecciones del 2004 con el fin de hacerle daño a su acérrimo enemigo. Fahrenheit 9/11 será el titulo de un filme con el que intentará abrir los ojos del planeta a muchas de las oscuras preguntas sobre los atentados del 11-S que hoy apenas nadie se atreve a contestar.