San Sebastián premia las carreras de Huppert, Sean Penn y Duvall

Ch. L. M. MADRID

TELEVISIÓN

Los tres actores recibirán el galardón Donostia en el próximo festival de cine Los organizadores distinguen a tres artistas de larga y sólida trayectoria en el séptimo arte

13 sep 2003 . Actualizado a las 07:00 h.

Isabelle Huppert, considerada la mejor actriz europea del momento; el intérprete y director norteamericano, Sean Penn, una de las voces más críticas e independientes de Hollywood; y el veterano Robert Duvall, son los destinatarios de los tres Premios Donostia de la 51 edición del Festival de Cine de San Sebastián, que se celebrará de los días 18 a 27. El certamen vasco reveló ayer el nombre de las tres figuras del celuloide que, en reconocimiento a una carrera artística, recibirán este galardón que el próximo 20 de septiembre recogerá Isabelle Huppert, que el año pasado presentó en Zinemaldia La vida prometida , de Olivier Dahan. Menuda, blanquísima y con muchas pecas, la actriz fetiche de Chabrol -también nombre de esta muestra cinematográfica, que proyectará su último trabajo, La flor del mal , en la sección «perlas de otros festivales»-, siempre se ha sentido atraída por los papeles complejos «porque son los verdaderos. No creo que nadie sea simple, por eso me siento falsa cuando me meto en un personaje sencillo», ha confesado la protagonista de La pianista . Extensa filmografía Considerada la mejor actriz europea del momento, Huppert, que cuenta con una extensa filmografía en la que abundan los drama, pero también participó en 8 mujeres -filme de Francois Ozon en el que compartió pantalla con Catherine Deneuve, Fanny Ardant y Emmanuelle Beart, entre otras-, ha realizado varias incursiones en el cine norteamericano - Amateur y La puerta del cielo -, con el que no descarta un reencuentro si le ofrecen algo que le guste. Musa de Chabrol, maestro con el que ha formado pareja en varios filmes - No va más , título que hace unos años ganó la Concha de Oro del certamen vasco, y las también premiadas Prostituta de día, señorita de noche , Un asunto de mujeres y La ceremonia -, se estrenó en la gran pantalla con sólo 16 años. «He crecido con el cine y me siento muy afortunada porque siempre he tenido propuestas y, además, he podido elegir», ha reconocido la estrella gala, que siempre defiende los personajes que los cineastas escriben para ella. Con una de las carreras más sólidas del cine europeo, Huppert, que no se considera una actriz intelectual, ha estado a las órdenes de directores de mucho peso como Bertrand Blier ( Los rompepelotas ), Otto Preminger ( Rosebud ), Tavernier ( El juez y el asesino ), y André Techiné.