Mercedes Ruibal fallece en Madrid

La destacada pintora gallega, viuda del arquitecto Pérez Bellas, despuntó por su independencia y originalidad Sus cenizas serán trasladadas a Vigo, según su deseo, para estar junto a su marido.


vigo

Espontánea, divertida, vitalista, generosa o extravagante son algunos de los adjetivos que dedica su sobrina, la fotógrafa Beatriz Ruibal, a su tía Mercedes Ruibal, que falleció a los 75 años de edad en la madrugada del sábado en el instituto ICE, una clínica privada madrileña, tras sufrir una larga enfermedad. Su familia en Madrid ya hacía meses que la «obligó» a trasladarse a la capital para cuidar de ella ante el empeoramiento de su estado de salud a pesar de que ella, en los últimos años, «prefería estar en su casa de Vigo, donde se sentía más segura y arropada por sus recuerdos», cuenta Beatriz. Ella y su prima, la poeta Graciela Baquero, sentían a la pintora como una auténtica madre: «Ella nos crió. Casi nos prohijó. Era un pilar muy importante en nuestra vida, muy querida y una persona muy especial». Mercedes compartió los últimos años de su vida con Beatriz, con la que residía en su estudio madrileño de la calle Cervantes, aunque hacía más de dos años que tuvo que abandonar los pinceles.Mercedes Ruibal pertenecía a una familia de artistas. Su madre, Yoya Argibay, era una excelente pintora naif ; su padre, Pepe, escribía. Su hermana Ángeles es una conocida cantante, su hermano era el reconocido dramaturgo José Ruibal, fallecido en 1999, y su marido el pintor y arquitecto Agustín Pérez Bellas, muerto en 1982 a los 55 años. Mercedes, que nació en la aldea pontevedresa de Xeve en 1928, formó junto a su esposo una pareja que se puso al frente de la vanguardia artística gallega. El Concello de Vigo le dedicó una exposición antológica en 1993 y su obra está ampliamente representada en la colección municipal así como en otros importantes museos gallegos, en el de Arte Contemporáneo de Madrid y fondos como el de Caixanova. El cuerpo de Mercedes Ruibal será incinerado hoy en Madrid y según su deseo, sus cenizas se traladarán a a Vigo para descansar junto a su marido en el cementerio de Pereiró, donde se oficiará una ceremonia civil.El alcalde, Lois Castrillo, expresó su pesar por la muerte de la artista de la que destacó su espíritu crítico e independiente y manifestó su deseo de que Vigo le tribute un homenaje. En este sentido, el concejal de Cultura, Carlos Príncipe, adelantó que llevará al pleno la petición de una calle o plaza dedicada a esta mujer excepcional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Mercedes Ruibal fallece en Madrid