Una nieta de Pascual Veiga dona a Galicia la partitura original del Himno Gallego

María Pilar Veiga González entrega hoy a la Real Academia Galega los documentos que custodiaba en Argentina la familia del músico Re mi fa fa fa fa fa sol fa mi re... Así empieza el himno gallego. Bueno, así comienza, no la conocida letra de «Que din os rumorosos...», sino las notas musicales que Pascual Veiga compuso para el poema de Eduardo Pondal. Los rumorosos tienen especial suavidad en el acento argentino de María Pilar Veiga González. Esta mujer casi octogenaria, nieta del músico de Mondoñedo, pisó ayer por primera vez tierra gallega, trayendo consigo, entre otros documentos, la partitura original del Himno Gallego. Llegó feliz de poder ver una tierra de la que oyó hablar toda su vida y nunca vio pero también «cargada de dolor» por la muerte de varios familiares.


A CORUÑA

El Himno Gallego parece haber encarnado el carácter emigrante de Galicia: Sonó por primera vez en La Habana, en un acto celebrado a comienzos del siglo pasado, y ahora, casi cien años después, la partitura original regresa a la ciudad donde fue escrita por Pascual Veiga (Mondoñedo, 1842-Madrid, 1906).Al mediodía de hoy, la nieta del músico, María Pilar Veiga González, entregará a Francisco Fernández del Riego, presidente de la Real Academia Galega, el legado de Pascual Veiga que incluye la partitura original del Himno Gallego, un árbol genealógico de la familia y otros documentos que ella ha ido conservando.Casado en BetanzosPilar explica que su padre, Augusto Veiga Valenzano, se casó en Betanzos, en 1913, con Pura González Vázquez. Luego emigraron a Argentina y en España la única familia que les queda es «una familia que tenemos en León y a la que no conocía». La fueron a ver antes de venir a Galicia y ahora hace comentarios elogiosos sobre lo que ha visto en su recorrido en coche de León hasta A Coruña.También reconoce que no ha encontrado a nadie que le traduzca la letra del himno y que su carrera musical la terminó cuando tenía once años. Luego se dedicó a impartir clases, ya que estudió Magisterio.Las conversaciones para hacer efectiva la donación comenzaron a través del musicólogo López Acuña; primero era la Xunta de Galicia la que analizó la posibilidad de hacerse con la documentación de Pascual Veiga, pero sus descendientes explicaron que preferían hacerlo a una institución como la Academia Galega.Tanto Fernández del Riego como el académico Xosé Ramón Barreiro mantuvieron numerosas conversaciones «y nos cruzamos muchos escritos», apunta la nieta del músico. Barreiro recibía ayer, y conocía personalmente, a Pilar y a su hija, Susana Cheyllada Veiga.De Mondoñedo a ArgentinaLa biznieta del compositor, «actriz de teatro y directora incipiente», sostiene que con el acto de hoy «nosotras, en nombre del resto de la familia, venimos a cerrar una historia familiar cien años». Y explica este recorrido: «Mi bisabuelo parte de Mondoñedo para aquí en A Coruña; hacia una historia completamente nueva de su vida; por situaciones que se dan pone fin a su estancia aquí y hace una nueva historia en Madrid y allí muere».«Sus hijos -sigue explicando-, al menos mi abuelo, se van de España, hace su nueva vida en Argentina y cierra un capítulo aquí». En tierras argentinas la familia se reparte entre San Nicolás, una urbe de unos 130.000 habitantes situada a 250 kilómetros al norte de Buenos Aires, y la capital del país. «Y ahora -concluye Susana Cheyllada- aquí venimos nosotros a cerrar una historia familiar de cien años».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Una nieta de Pascual Veiga dona a Galicia la partitura original del Himno Gallego