La entrega de los Emmy perderá vistosidad por los atentados

Respeto, sobriedad y ropa formal, consignas para asistir a los galardones televisivos Seguridad y respeto son las consignas para la 53 edición de los premios Emmy, principales galardones de televisión que se entregarán el próximo siete de octubre en medio de nuevas directrices ante los atentados del pasado 11 de septiembre, todavía muy presentes en la sociedad norteamericana. En lugar de lentejuelas, brillarán las banderas; donde dominaba el humor habrá solemnes homenajes a los caídos en los ataques terroristas, y en vez de fiestas, el acto concluirá con un banquete de unidad.


LOS ÁNGELES

La Academia de Artes y Ciencias de Televisión ha seguido adelante con sus planes de celebrar la entrega de premios después de que el festejo previsto para el pasado 16 de septiembre fuera aplazado ante los trágicos sucesos que acabaron con la vida de casi seis mil personas en los diferentes atentados.No han faltado las protestas, tanto de estudios que han cancelado las habituales fiestas que acompañan a este acto, como de candidatos que tienen sus dudas sobre si la ceremonia es idónea en estos momentos además de temer por su seguridad. La Academia ha escogido seguir el espíritu de Hollywood de que el espectáculo debe continuar, aunque tomadas las precauciones debidas. «No será la típica entrega de los premios Emmy», ha prometido el productor de esta ceremonia de tres horas, Don Mischer.La voz de Walter Cronkite volverá a hacer historia en Estados Unidos y el mismo periodista que anunció la llegada del hombre a la Luna o el asesinato del presidente estadounidense John Kennedy, se encargará de abrir la ceremonia con un momento de reflexión sobre el testimonio visual que el 11 de septiembre ha dejado en la memoria colectiva.Los fragmentos de ceremonia grabados con anterioridad en homenaje a diferentes figuras del medio quedarán sustituidos por nuevos discursos como el que Dennis Franz, protagonista de la serie Policías de Nueva York, dirigirá en recuerdo a los miembros de ese cuerpo que fallecieron en el atentado contra las Torres Gemelas.«Supongo que los mensajes de agradecimiento de los ganadores también serán diferentes este año», comentó a la prensa otro de los encargados del acto.La Academia ha enviado cartas a los candidatos a este respecto, solicitando también que los invitados a esta ceremonia bajen el tono de su vestuario.Se esperan trajes y vestidos formales además de una profusión de lazos azules, blancos y rojos, insignias con la bandera o crespones negros con los que los candidatos muestren su pesar. Pese a todas las complicaciones, estrellas como Sally Field, Calista Flockhart, Rob Reiner o Amy Brenneman han confirmado su asistencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La entrega de los Emmy perderá vistosidad por los atentados