La cubana Celia Cruz dedica a Tito Puente su disco número 78

La cantante anuncia que seguirá en los escenarios porque «quiero morirme vigente, como Sinatra» Ochenta años -cincuenta como artista-, 78 discos a sus espaldas, y la «reina del son» aún no tiene bastante. Celia Cruz no se retira, «porque te sale colesterol y artritis, así que pienso morirme vigente, como Sinatra», y por eso publica ahora «Siempre viviré», un disco que dedica al músico Tito Puente y cuya aparición coincide con los cincuenta años que la cantante lleva encima de los escenarios. «La peculiaridad que tiene este disco es que está dedicado a mi amigo Tito, que murió hace muy poco. Hay una versión de su tema `Oye como vaï», explica la cantante.

EFE

MADRID

El nuevo trabajo de Celia Cruz incluye temas como La sopa, Dos días en la vida, La pachanga, La medicina cubana o Por si acaso no regreso -el canto a su añorada Cuba natal que siempre aparece en sus discos- y ha coincidido, además, con sus cincuenta años sobre los escenarios, con ese ritmo que nunca abandona su cuerpo y esa enorme sonrisa que nunca deja su rostro.«Hago lo que me gusta, cantar y bailar, esa es la clave de haber trabajado tantos años y de tener todavía la misma fibra, la misma marcha, como dicen ustedes aquí. Pero no sólo es la música la que me hace tener esta pasión, el público también, cuando nada más verme se pone de pie», afirmó la artista.Otra de las sorpresas que incluye Siempre viviré es una versión del clásico de Gloria Gaynor I will survive, que Celia canta como Yo viviré, y con un ritmo salsero que hará que, desde ahora, el público que siempre la ha bailado lo haga de otra forma muy distinta.El disco también incluye un tango salsero con el que la cantante pretende «sacar a bailar a los argentinos su música de otra manera».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La cubana Celia Cruz dedica a Tito Puente su disco número 78