La Unesco pretende crear en Lugo un banco mundial de libros

TELEVISIÓN

PRADERO

Los escolares colgaron en la Muralla los primeros tres mil ejemplares del proyecto Cúmulum La iniciativa de la Fundación Cúmulum de rodear la Muralla lucense de libros podría convertirse en el futuro en un banco mundial de la Unesco, que recogiese ejemplares de los cinco continentes. El objetivo sería conseguir un millón al año, para distribuir por bibliotecas de los países que los demanden. La artista Luz Darriba explicó este proyecto en el acto inaugural de la obra que llenará de tomos el monumento romano, y que contó con la presencia de escritores, políticos y escolares.

18 may 2000 . Actualizado a las 07:00 h.

Los alumnos de diversos colegios fueron los encargados de colocar los primeros tres mil libros que formarán una segunda muralla de Lugo. Los ejemplares eran todos en gallego, como homenaje al Día das Letras Galegas. El presidente de la Real Academia, Francisco Fernández del Riego, disculpó su asistencia por el cansancio tras los actos del pasado miércoles, pero envió un texto para expresar su confianza en que esta iniciativa ayude a declarar a la Muralla como Patrimonio de la Humanidad.Además del alcalde, López Orozco, y otras autoridades, asistieron intelectuales, entre ellos el académico Alonso Montero, que pidió que «esta nova fortificación non deixe pasar a barbarie da incultura, da inxustiza e do paro».Luz Darriba colgó el primer libro en una estructura que de momento sólo es de 25 metros. Fue una versión en gallego de la Declaración de los Derechos del Hombre y la Declaración del Niño, donada por el Seminario Galego pola Paz.El medio millón de ejemplares que se necesitan para completar este nuevo muro tendrán como destino el programa de la Unesco Libros para todos, dirigido a colegios y bibliotecas de los países más pobres. El organismo que depende de la ONU se puso en contacto con la Fundación Cúmulum para que se pueda crear en Lugo un banco mundial de libros. «Se han dado pasos para que nuestra idea pueda ser el germen de un gran proyecto, con el objetivo de conseguir un millón de tomos al año», comentó Darriba.