¿Ha llegado para quedarse Apex Legends?

El nuevo «battle royale» de Electronic Arts y Respawn Entertainment, lanzado hace apenas una semana, tiene ya más 25 millones de usuarios. Está disponible para su descarga gratuita en PC, PS4 y Xbox One.


Es la gran pregunta que esta semana muchos trataremos de responder. ¿Podrá Apex Legends sobrevivir en el propio battle royale de los battle royale? La fiebre por el género que Fortnite ha conseguido llevar a cotas inimaginables ha traído consigo no pocos intentos por parte de otras compañías de arañar algo de ese oro. Respawn y Electronic Arts unen fuerzas en un lanzamiento que fue secreto hasta el día de su estreno y que ha culminado en un éxito inicial de enormes proporciones.

Las cifras son las que son. En poco más de una semana, el juego ha contado con la presencia de 25 millones de jugadores. El martes 5 de febrero se alcanzó un pico de 600.000 usuarios conectados y disfrutando al mismo tiempo. No es número baladí.

El objetivo a corto y medio plazo de Apex Legends es contar con un total de cuatro temporadas por año, un modelo similar al de otros exponentes del género. Es decir, cada tres meses habrá nuevos elementos que añadan evolución al título: armas, personajes, equipamiento… Igual que en Fortnite, también habrá un pase de temporada gratuito con el que completar desafíos a medida que juguemos.

¿Gratis? La mejor presentación

Para qué engañar a nadie. A día de hoy un juego que quiera entrar en la guerra de los battle royale debe presentarse con una capa de gratuidad obligatoria. Es imposible negar que parte del éxito de Epic Games ha venido de la mano de esta característica. Si no vale un euro descargarlo, más gente sentirá curiosidad por probarlo. Una vez dentro, una vez el usuario se sienta cómodo, el dinero podrá llegar por otras vías.

Apex Legends es totalmente gratuito. Basta un botón para descargarlo en PlayStation 4 y Xbox One. En PC puede disfrutarse a través de Origin. Ofrecerá juego cruzado entre plataformas, aunque es una mecánica que todavía no está disponible. Y sí, como ya seguramente ya sepas está inspirado en el universo de Titanfall. Ahora bien, no esperes encontrarte ninguno de esos monstruos mecánicos en el título. Ojalá algún día.

Este prueba, toca y disfrútalo sin gastar un euro ha funcionado. La cantidad de comentarios positivos sobre Apex Legends no ha parado de crecer en las redes sociales y los foros especializados. ¿Cuál es su punto fuerte? La diversión y la igualdad de condiciones.

Los micropagos quedan reservados, de momento al menos, al desbloqueo de diversos cosméticos. También a acelerar la posibilidad de hacerse cuanto antes con los dos personajes que no se encuentran disponibles desde el inicio, ya que tanto estos como los skins para armas y el aspecto exterior que mostramos pueden ser conseguidos a medida que subamos de nivel con la experiencia recolectada en cada partida.

Dinámico, fluido y con un poco de todo

Si de algo puede presumir Apex Legends de su lanzamiento es que casi todo funciona especialmente bien. Puede parecer algo obvio, pero la industria a acostumbrado al público a accesos anticipados, betas inacabadas y títulos que “aún necesitan muchos arreglos”. Sí, el juego de Respawn tiene algún bug, como es natural, pero en la práctica resulta todo un ejercicio de funcionalidad técnica.

Posee un apartado gráfico notable, disfrutable, y la acción en pantalla transcurre rauda, veloz. Salvo alguna caída puntual de FPS todo corre particularmente bien. Efectos de sonido y voces generan una inmersión más que lograda, y, satisface aun cuando la pantalla te recuerda que te han eliminado. Es vicioso. Mucho.

¿Por qué mola? Es una pregunta simple y a la que quizás haya que darle menos vueltas que en otros títulos. Apex Legends ha conseguido mezclar en un mismo título muchísimas esencias. Es normal que alguien nombre el último CoD cuando nos arrastramos por el suelo. También que pensemos en Fortnite y sus blindajes, sus armas. Pero a la vez también esta el componente grupal de Overwatch y las clases de cada Leyenda (Héroes, campeones o personajes que seleccionamos). Una isla, 60 personas, 20 equipos. Que gane el mejor. Todo es familiar, y sin embargo, la sensación de frescura es muy digna.

Sello personal: existe y se nota

Aun bebiendo de diferentes fuentes, en Respawn han sabido también dotar al juego de la suficiente personalidad como para que no parezca un clon descarado de lo que hay en el mercado. Se agradece, por supuesto.

Cada personaje que escojamos posee unas características únicas que lo harán diferente en el combate. Cada uno posee una actividad pasiva, una activa y una ultimate. A grandes rasgos podría hablarse de cuatro clases distintas: rastreador (localiza y puede seguir los pasos de los enemigos así como detectar su posición), asalto o tanque (siempre en primera línea, capaz de generar escudos de fuerza), apoyo (ofrecen curación o logística a la hora de moverse por el mapa, como crear tirolinas para huir o iniciar el combate) y asesino (más veloces que el resto, con capacidades enfocadas a la invisibilidad, crear portales o crear cortinas de humo).

Así, cada partida resulta una experiencia distinta a la que es ya de por sí. No siempre tendremos los mismos tipos de compañeros, ni nosotros jugaremos la misma clase. ¿Parece que hay alguna a día de hoy más desbalanceada? Podría ser, aunque en buenas manos y tomando decisiones correctas todas las leyendas tienen su aquel.

Sobre el campo de batalla también hay alguna que otra mecánica novedosa. Cuando morimos, quedaremos moribundos, con la capacidad de movernos pero no de atacar. Podremos ser reanimados al momento por un compañero aunque también podemos ser rematados por los rivales. Si eso ocurre la partida aún no ha acabado. Si nuestro amigo se hace con la tarjeta que dejamos caer, puede a ir un punto de recuperación en el mapa y traernos de nuevo a a la vida. Eso sí, sin armas ni equipamiento. Vive hoy, lucha mañana. En Apex Legends la retirada no es de cobardes.

Por supuesto, hay diferentes tipos de armas y munición. También granadas. Buscar la que mejor se adapte a cada estilo de juego es más que recomendable. Ojo, porque solo podemos portar dos, nada de ir con un arsenal entero en el bolsillo. De igual manera, la mochila que portamos es limitada, aunque puede expandirse.

Otro acierto enorme dentro de sus mecánicas de combate es la posibilidad de marcar, con un solo botón multitud de acciones. Podemos indicar que aquí ha estado el enemigo, que lo hemos divisado, que voy hacia ahí, señalar un objeto… La comunicación sin necesidad de micrófono es abrumadora y tremendamente útil. Muy natural y sencilla además.

Vive y deja… mata, mejor mata

El género battle royale tiene un nuevo inquilino en la casa. Una moda en la que incluso el legendario CS:GO cayó. Muchos son los competidores, y el futuro siempre es un horizonte incierto para el que las bolas de cristal de poco sirven. Apex Legends ha empezado con un buen pie innegable, y eso ya es un hecho meritorio en los tiempos que corren donde nadamos en la abundancia de las opciones. Veremos si sabe mantener el ritmo.

Este artículo se publicó inicialmente en Revista Morcego.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

¿Ha llegado para quedarse Apex Legends?