Fortnite y PUBG, a tiro limpio


Es la gran batalla actual en el lucrativo sector de los videojuegos. Olvídense de la Play y la Xbox, del Call of Duty o del GTA. Todo gira alrededor de Fortnite y PlayerUnknown’s Battleground (PUBG), los dos títulos que han canibalizado el interés de los usuarios y las ventas a nivel planetario. Pertenecen al género de supervivencia y mundo abierto, en el que cada jugador intenta ser el último en pie mientras el mapa en el que se mueven se hace cada vez más pequeño. Se inspiran en Battle Royale, una película japonesa del 2000 (basada en la novela homónima publicada el año anterior por Koushun Takami) protagonizada por el duro Takeshi Kitano.

El primero en golpear fue PUBG, desarrollado por Bluehole, que lanzó el juego en marzo del 2017 y se convirtió en un éxito inmediato. Pero luego llegó Epic Games y presentó Fornite unos meses más tarde, en julio. El movimiento clave, sin embargo, fue la decisión de convertir este último en un free-to-play en el 2018, es decir, en un juego gratuito. Millones de personas lo descargaron y la adicción fue imparable.

Ahora, Bluehole ha demandado a Epic Games por posible violación de derechos de autor dado el gran parecido existente entre los dos juegos. No solo el concepto, sino el propio motor (Unreal Engine 4) utilizado por los desarrolladores para construir las simulaciones y visualizaciones que permiten introducirse de lleno en la acción. Curiosamente, este motor de juego había sido desarrollado por Epic y utilizado en numerosos títulos desde el 2005, pero Bluehole pagó una importante suma por los derechos del mismo.

Parece una pataleta, porque Fortnite se está comiendo una gran parte del pastel que debería corresponderle a PUBG. Solo en abril obtuvo casi 300 millones de dólares en ingresos (venta de pases de batalla, armas, disfraces, bailes...) y estos aumentan cada mes. Fornite es el juego más rentable en consolas y el quinto en PC. Pero Bluehole ha encontrado en los móviles un gran aliado: mientras su rival solo está disponible para iOS (iPhone), ellos han sacado una versión de PUBG para Android, el sistema operativo que equipan el 85 % de los smartphones. Es gratis e incluye un chat de voz para jugar en equipo. Fortnite, por su parte, apuesta por los eSports y Epic ha anunciado un fondo de 100 millones de dólares en premios. Ríanse de la Champions.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Fortnite y PUBG, a tiro limpio