Alan Fuertes ofrece la 'supercarga de la paz' a Los Ángeles Gas

El dueño del Tesla al que intentaron cobrar 40.000 euros por una recarga propone un encuentro al propietario de la gasolinera de Ames para mostrarle «todo lo que quiera saber sobre movilidad eléctrica»

La carga más cara del mundo, segunda parte

Alan Fuertes vuelve a la carga. El propietario del Tesla Model S al que intentaron cobrar 40.000 euros por recargar la batería de su coche en una estación de servicio de Ames, una confusión de los empleados ya aclarada por el dueño de Los Ángeles Gas (matriz de la gasolinera), ha colgado un nuevo vídeo en su canal de YouTube en el que le propone un encuentro. «A pesar de que la empresa no se ha disculpado directamente con el cliente, yo tiendo la mano a Esteban Parra y le ofrezco la oportunidad de vernos y poder explicarle con todo detalle lo que allí aconteció. Y además me ofrezco a explicarle cuál es la realidad de los puntos de carga que existen en Europa».

«A lo mejor si tiene el punto de vista de una persona como yo, que tengo más de 200.000 kilómetros hechos en vehículo eléctrico por toda Europa, él puede tomar las decisiones que considere adecuadas para su negocio _añade_. Estaré encantado de poder echarle una mano y contarle todo lo que quiera saber sobre movilidad eléctrica y cómo otros empresarios entienden el negocio de la recarga eléctrica cuando se dispone de recargas de velocidad media o lenta».

A raíz de la polémica suscitada, el cabeza de la familia Fuertes reconoce que lo que les pasó en Galicia «obviamente se trata de un error humano, no es un error de ninguna máquina. Yo intenté hacer ver a los operarios que se trataba de un evidente error humano [aplicaron una tarifa de 0,50 euros por vatio hora, en vez de por megavatio hora]». Pero hace una comparación con el repostaje de combustibles fósiles y dice: «A ver que tal os sentaría si os encontráis una gasolinera que no tiene las tarifas expuestas (...). Y si deciden cobrarte la gasolina en vez de a 1,37 euros el litro, a 137 euros; o a 1,37 euros el mililitro».

Sobre la explicación de Parra de que las tarifas del punto de recarga de Ames habían sido consensuadas con los usuarios de los vehículos eléctricos, Fuertes es escéptico. «No aparecían en ningún sitio, ni físico, ni digital», indica, y afirma que dos horas después de publicar el primer vídeo donde contaba lo que le había ocurrido «alguien tuvo mucha prisa y modificó la tarifa en Electromaps, de gratuita a 50 céntimos el kilovatio hora».

También se refiere a las críticas vertidas por haber utilizado dos coches para desplazarse a Galicia cuatro personas (él, su mujer y sus dos hijos pequeños): «Al final lo que quiere ver la gente es la existencia de estos coches y ya que nosotros tenemos la inmensa suerte de tener un Model S y un Model X hemos realizado el esfuerzo de hacer un viaje por Galicia para mostrarlos a todas las personas que estuvieran interesadas». Sobre las insinuaciones de que le hubiera gustado recargar gratis en la estación de servicio de Ames se limita a decir que «con el dinero que me he gastado este fin de semana en Galicia es casi un insulto decir que me quería ahorrar 20, 30 o 40 euros».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Tags
Comentarios

Alan Fuertes ofrece la 'supercarga de la paz' a Los Ángeles Gas