Vivo irrumpe a lo grande en Europa

Probamos el smartphone X51 5G de una de las compañías emergentes de la tecnología móvil. Cuenta con un diseño muy depurado y un sofisticado sistema de cuádruple cámara que incluye estabilización gimbal


El parón económico global derivado de la pandemia del covid-19 no ha afectado a los fabricantes de smartphones, y especialmente a las compañías chinas, que continúan su expansión por nuevos mercados. Precisamente una de las noticias del año fue la llegada a Europa de Vivo, una de las marcas del conglomerado BBK, propietario también de Oppo, Realme y OnePlus. Vivo cuenta con una red de nueve centros de I+D en Shenzhen, Dongguan -donde tiene su sede-, Nanjing, Pekín, Hangzhou, Shanghái, Taipéi, Tokio y San Diego, y se centra en el desarrollo de tecnologías de consumo de última generación, incluyendo el 5G, la inteligencia artificial, el diseño industrial, la fotografía y otras tecnologías emergentes.

Con plantas de producción en China y el sur y el sudeste de Asia, donde fabrica más de 200 millones de smartphones al año, Vivo amplío el año pasado su red de ventas a más de 30 países y regiones, y el 2020 ha supuesto su despegue definitivo, con más de 370 millones de usuarios en todo el mundo.

En octubre presentaron de manera virtual desde Dusseldorf (Alemania) su primera línea de productos para el continente europeo, que incluye la serie Y de smartphones de gama media, así como un terminal de premium de la serie X, el Vivo X51 5G, que hemos tenido la oportunidad de probar a fondo. Se trata de un móvil con pantalla de 6,56 pulgadas AMOLED FullHD+ (1.080 x 2.376 píxeles), con una definición de 397 puntos por pulgada y una tasa de refresco de 90 herzios. La fotografía es su gran punto fuerte gracias una estabilización de imagen de vanguardia, un modo noche avanzado, un gran zoom y tecnologías para fotografiar retratos.

La cuádruple cámara trasera del X51 5G permite capturar imágenes y vídeos estables y de alta calidad. Para reducir los efectos de las sacudidas y temblores, el objetivo principal, de 48 MP, está equipado con un sistema gimbal de estabilización horizontal-vertical (pan-tilt), lo que posibilita tomar fotos y vídeos nítidos mientras están en movimiento, incluso de noche. ¿Cómo funciona? Cuando se graba, si el smartphone se mueve en dirección horizontal, vertical o se gira, el giroscopio del gimbal calcula la dirección y el desplazamiento de la sacudida. Usando fuerzas electromagnéticas, todo el módulo del gimbal se mueve en la dirección opuesta para compensar la sacudida. «En este proceso, el módulo ajusta su posición con una frecuencia de actualización de 100 Hz para estabilizar el cuadro en todo momento. El ángulo antisacudida del Gimbal Camera System de Vivo alcanza 3 grados en el eje X y 2 grados en el eje Y, y el ángulo antisacudida en escenarios nocturnos es tres veces mayor que el del OIS tradicional, ofreciendo como resultado unas imágenes súper nítidas», explican desde la compañía.

Esta prestación es particularmente beneficiosa durante la noche, cuando se necesita una exposición larga. El Gimbal Radar, una bola animada en pantalla, permite a los usuarios saber con precisión cuándo el cuadro es estable. Al mismo tiempo, el algoritmo para evitar imágenes desenfocadas de vivo, los sensores personalizados y el seguimiento del enfoque continuo mejoran aún más la nitidez de la imagen y el vídeo.

Además de esta característica singular, el X51 5G cuenta con un objetivo de periscopio que soporta un Super Zoom de 60 aumentos. El Super Night Mode y el Astro Mode permiten capturar impresionantes fotografías de escenas nocturnas, incluso del cielo estrellado. Por su parte, el Portrait Mode (modo retrato) está potenciado por un algoritmo de enmascaramiento de cuatro capas que permite a los usuarios separar el sujeto del fondo y aplicar efectos por separado.

Como indica su nombre, se trata de un terminal capaz de conectarse a las redes de quinta generación, alimentado por un procesador Qualcomm Snapdragon 765G y con una notable batería de 4315 mAh con carga rápida a 33 vatios. El diseño está muy logrado, con la parte superior e inferior planas (se sostiene el solo sobre una superficie), pantalla curvada en sus laterales y algo que agradecemos especialmente: un módulo de cámaras que sobresale lo justo, apenas 1,5 milímetros. Todo ello permite una sujeción cómoda y una sensación en mano «más cálida», dice desde Vivo. Pesa 181 gramos y el grosor apenas supera los 8 mm.

«Antes de poner en marcha el desarrollo de estos dispositivos, hablamos con 9.000 consumidores de toda Europa con el objetivo de conocer sus necesidade -explicó Denny Deng, vicepresidente de Vivo y presidente de Negocios en Europa-. La respuesta fue absolutamente clara: los puntos principales de interés fueron la batería, la cámara y el diseño del teléfono, con énfasis en la intuición y la facilidad de uso, así como una gran relación precio/rendimiento. Y eso es justo lo que proporcionamos».

Nuestra unidad de prueba, con un elegante acabado trasero en gris azulado mate, con cubierta antihuellas, incluía en la caja una carcasa a medida de silicona. El precio del terminal es de 799 euros. Como datos adicionales, la cámara frontal es de 32 MP, cuenta con lector de huella dactilar bajo la pantalla y reconocimiento facial, y el sistema operativo original es Android 10, pero ya ha recibido la actualización a la versión 11, que refuerza la privacidad de los datos e incorpora nuevas prestaciones. La capa de personalización de la marca es una variante diferente del Funtouch OS que se ofrece en los mercados de Asia Pacífico, basándose en una amplia investigación sobre los hábitos de los usuarios y las preferencias de los consumidores europeos.

Serie Y: gama media avanzada

Vivo también ha lanzado los modelos Y70, Y20s y Y11s, el primero de ellos un smartphone de gama media con un diseño muy cuidado y especificaciones que se salen de lo habitual en su segmento. Utiliza un chipset Qualcomm Snapdragon 665 con una GPU Adreno 610 y es compatible con carga rápida de la batería mediante la tecnología FlashCharge de 33 vatios. El conjunto de cámaras cuenta con un objetivo principal de 48 megapíxeles, admite también el Super Night Mode y la grabación de vídeo a 4K. Bajo la pantalla FHD+ AMOLED, el Y70 está equipado con un sensor de huellas dactilares en pantalla. Ofrece 8GB de RAM y 128GB de almacenamiento integrado, y es compatible con tarjetas microSD con capacidad de hasta 1TB. Este modelo Y70 está disponible a un precio de venta recomendado de 279 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vivo irrumpe a lo grande en Europa