Pixel 4a, llevas el móvil en el bolsillo y no te alegras de verme

Con una pantalla OLED de 5,8 pulgadas y menos de 150 gramos de peso, el nuevo «smartphone» de Google se podrá reservar a partir del 10 de septiembre


«¿Llevas una pistola en el bolsillo o es que te alegras de verme?» La mítica frase de Mae West podría perfectamente aplicarse estos días, cuando llevar el móvil en el bolsillo delantero del pantalón se convierte en un ejercicio imposible, dadas las dimensiones que han adquirido los teléfonos inteligentes, con las marcas enfrascadas en una competición por ver quién tiene la pantalla más grande. Pero el último lanzamiento de Google ha roto esta tendencia: con un panel OLED de 5,8 pulgadas y un peso por debajo de los 150 gramos (143 para ser exactos), el nuevo Pixel 4a se convierte en una rara avis en el mercado, y no es el único motivo que puede inclinar la balanza hacia su compra.

Puede parecer una boutade empezar este análisis con un argumento aparentemente nimio como las dimensiones, pero lo cierto es que el tamaño importa y mucho. No todo el mundo quiere móviles grandes; al contrario, muchos usuarios prefieren terminales que se queden en el entorno de las 6 pulgadas e incluso un poco menos, como el caso que nos ocupa. El Pixel 4a no está hecho para llamar la atención, sino todo lo contrario: para ser un discreto y eficiente ordenador de bolsillo, con unas especificaciones que superan la gama media y, por el contrario, un precio final que se enmarca en ese segmento: 389 euros.

La pantalla táctil incluye una perforación para la cámara frontal (8 MP, apertura f/2,0 y enfoque fijo) y tiene resolución Full HD, con una definición de 443 puntos por pulgada. Se ve realmente bien, con unos negros muy puros, a lo que contribuye una relación de contraste de 100.000:1 y la compatibilidad con HDR.

La carcasa de policarbonato negro mate, con un botón verde menta de encendido como única concesión al color, permite un agarre perfecto y gracias a su contenido tamaño se puede manejar con una sola mano. Por detrás encontramos un lector de huellas (opción muy práctica cuando está bien centrado, como aquí ocurre) y en el borde superior hay un jack de auriculares de 3,5 mm, lo que será del agrado de aquellos que tienen unos buenos cascos con este conector y han sido abandonados por marcas como Apple o Samsung.

Con un procesador Qualcomm Snapdragon 730 a 2,2GHz, 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, el móvil mueve perfectamente cualquier aplicación y juego, apoyándose en un software puro (Android 10) que no tiene ninguna capa de personalización. Es uno de los grandes atractivos de quienes se inclinan por los teléfonos de Google, junto a la seguridad de que contarán con actualizaciones permanentes (un mínimo de tres años) y disponibles en cuanto salgan.

La cámara trasera dual también se desmarca de sus competidores, que este año han incluido gruesas plataformas para alojar la batería de sensores. En el Pixel 4a los objetivos apenas sobresalen, pero eso no significa que no estén dotados de la última tecnología: ofrecen una resolución de 12,2 megapíxeles con una apertura f/1.7 que garantiza la máxima claridad en tomas nocturnas. Dotados de estabilización OIS y EIS (óptica y electrónica), el campo de visión es de 77 grados. Según Google, es la cámara perfecta para captar las estrellas de la Vía Láctea gracias a la función de visión nocturna con astrofotografía. Además puede grabar vídeo 4K a 30 fps (cuadros por segundo).

Entre las funciones exclusivas de este modelo está una grabadora que ahora se conecta con Google Docs para guardar y compartir transcripciones y clips de audio. También ofrece la aplicación Seguridad Personal para las notificaciones de emergencia, mientras que Subtítulos Instantáneos añade texto en tiempo real a los vídeos y audios, aunque de momento solo en inglés.

Presentado el año pasado, el nuevo Asistente de Google también está disponible en Pixel 4a para ayudar a realizar varias tareas a la vez de forma sencilla y rápida, como por ejemplo encontrar una foto o enviar un mensaje de texto. Está operativo en alemán, francés, español e italiano, además de inglés, y pronto habrá más idiomas.

En general este smartphone nos ha convencido por diseño y rendimiento, y únicamente podríamos ponerle la pega de una batería algo justa -3.140 mAh-, aunque el menor tamaño de pantalla también beneficia a la autonomía, y además cuenta con carga rápida de 18W. Asimismo nos habría gustado que la conectividad incluyera las redes 5G, pero probablemente el precio del terminal se habría disparado (de hecho, parece que Google tiene previsto lanzar un versión 5G antes de que acabe el año, que costaría 150 euros más). Sí que tiene NFC, para pagos con el móvil y sincronización rápida con otros dispositivos, y compatibilidad con eSIM.

La reserva de Pixel 4a está disponible en España a partir del 10 de septiembre, y el móvil se podrá adquirir el 1 de octubre a través de la tienda de Google. Los usuarios accederán a entretenimiento, juegos, aplicaciones y almacenamiento extra, así como con pruebas gratuitas de tres meses de YouTube Premium, Google Play Pass y Google One.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pixel 4a, llevas el móvil en el bolsillo y no te alegras de verme