Samsung Galaxy Z Flip, el móvil «de concha» vuelve con pantalla flexible

La marca coreana exhibe su buena sintonía con Estados Unidos para desmarcarse de Huawei

;
Así es el nuevo móvil plegable de Samsung: el Galaxy Z Flip Se dobla en vertical a diferencia del Fold, que lo hace en horizontal

Londres / Enviado especial

Samsung se adelantó ayer a un Mobile World Congress cada vez con menos posibilidades de celebrarse y presentó sus nuevos smartphones de referencia, Galaxy S20, S20+ y S20 Ultra, además de otro móvil con pantalla flexible, el Galaxy Z Flip, que sigue la estela del lanzado el año pasado (Galaxy Fold). El primer fabricante del mundo reunió en Londres a la prensa europea, que asistió a la retransmisión vía streaming del evento mundial en San Francisco y pudo luego conocer de primera mano la renovada gama de dispositivos.

Rebecca Hirst, directora de Márketing de Samsung en el Reino Unido, fue la encargada de desvelar el Galaxy Z Flip, con el que, dijo, «cambiamos la forma del futuro». Con un diseño icónico y compacto (similar a los teléfonos de concha que se popularizaron en la primera década del siglo XXI), es perfecto para llevar en el bolsillo y sostenerlo con los dedos índice y pulgar, y estará disponible en tres colores: purpura, oro y negro, todos con efecto espejo, aunque a España solo llegarán el primero y el último.

Las dimensiones cerrado son 7,3 x 8,7 centímetros (casi cuadrado) y un grosor de 15,4 milímetros (17,3 en la parte de la bisagra), por lo que se puede llevar en el bolsillo delantero de un pantalón cómodamente. Cuando se despliega el grosor se reduce a 6,9 milímetros, así que es como cualquier otro smartphone del mercado. Pesa 183 gramos.

Una diminuta pantalla en la cubierta (1,1 pulgadas), junto a la cámara, permite recibir notificaciones y alertas, además de hacernos selfis, sin abrir el teléfono. Cuando desplegamos el móvil (se hace en vertical a diferencia del Galaxy Fold, que lo hace en horizontal) el panel flexible, con una diagonal de 6,7 pulgadas y un proporción bastante alargada (21,9:9), asegura según la marca coreana «una experiencia cinematográfica». Es de tipo AMOLED, así que goza de un excelente contraste y colores algo saturados, y tiene una definición de 425 puntos por pulgada.

El Flex Mode, abriendo el móvil como si fuera un portátil, permite ver una foto en la parte superior de la pantalla, mientras en la inferior hacemos comentarios en las redes sociales; o utilizar la parte inferior como si fuera un touchpad para pasar las fotos en la galería. También podemos apoyar el móvil en una superficie y hacernos un selfi sin tocar la pantalla (con los comando de voz que activan el disparador de la cámara).

Una especie de barbas como las de las ballenas (en realidad fibras de nailon cortadas a una altura micrométrica para repeler la suciedad y el polvo). protegen la bisagra que une las dos piezas de la cubierta trasera, para evitar fallos como el que retrasó la salida al mercado del primer teléfono flexible de Samsung. El director de Márketing de Samsung España, Luis de la Peña, explicó a La Voz que el mecanismo está preparado para que puede abrirse y cerrarse más de 109.000 veces, de forma suave y con estabilidad».

El Galaxy Z Flip estará disponible a partir de este viernes desde 1.500 euros, un precio que lo convierte en un teléfono exclusivo y que no está al alcance de la mayoría de los usuarios. Máxime si se tiene en cuenta que sus especificaciones de hardware no son precisamente los de un smartphone premium: cámara trasera dual, batería de 3.300 mAh (un poco corta para los requerimientos de las pantallas de más de 6 pulgadas) y procesador de ocho núcleos con, eso sí, 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento. Competirá con el Motorola RAZR, de estilo y precio similar, lanzado recientemente.

 Tres móviles de referencia

 Por su parte, la nueva serie Galaxy S20 hace hincapié en la calidad de la cámara principal con 64 megapíxeles en los S20 y S20+ y 1080 MP en el S20 Ultra, que se configura como nuevo tope de la gama. Dotada de cuatro sensores, permite múltiples opciones con un solo disparo y revoluciona la captura de vídeo al ser capaz de grabar en resolución 8K.

La tecnología Space Zoom utiliza una combinación de zum óptico y digital de alta resolución con inteligencia artificial que permite acercarnos hasta 30 aumentos en los Galaxy S20 y S20+, mientras que el Ultra, gracias a unas lentes retráctiles, alcanza los 100X con, según Samsung, «una vista más clara que nunca».

Más diferencias: el S20 tiene una pantalla de 6,2 pulgadas y batería de 4.000 mAh; el S20+ sube hasta las 6,7 pulgadas y 4.500 mAh, y el Ultra sitúa estas especificaciones en 6,9 pulgadas y 5.000 mAh. El peso de la versión de entrada es de solo 163 gramos, mientras que la más potente se va a los 220 gramos (similar al iPhone 11 Pro Max).

Las tres versiones del smartphone de referencia de la marca coreana son 5G y costarán a partir de 1.009, 1.109 y 1.359 euros, respectivamente (todos con 12 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento). Habrá versiones LTE (4G) del S20 y el S20+, con un precio más reducido (909 y 1.009 euros). Samsung aprovechó la presentación para anunciar unos nuevos auriculares inalámbricos Galaxy Buds (desde 149 euros), que se regalarán en preventa a quienes adquieran un S20+ o Ultra.

Alianza con compañías de EE.UU.

Al margen de los nuevos dispositivos, Samsung aprovechó el evento para marcar diferencias con Huawei y mostrar al mundo su excelente sintonía con compañías norteamericanas como Spotify, Google, YouTube y Netflix. Una nueva nueva integración entre la app de música y Rutinas de Bixby ofrece listas musicales personalizadas, mientras que la colaboración con Google y Google Duo permite realizar videollamadas en Full HD. La asociación con YouTube posibilitará subir los videos 8K directamente a la plataforma y a una velocidad ultrarrápida gracias al 5G. Respecto a Netflix, ha acordado con Samsung poner el Galaxy S20 en manos de directores de renombre y capturar momentos exclusivos a partir de las series originales de la plataforma.

Otro socio de la compañía coreana es Microsoft, que lanzará el popular juego Forza Street en el Galaxy Store. El S20 combina un rápido procesador de ocho núcleos y fabricado con la tecnología de 7 nanómetros, altavoces AKG y un sistema potenciador de videojuegos que funciona en segundo plano para optimizar los ajustes y aumentar el rendimiento, por lo que aspira a ofrecer una experiencia gaming muy potente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Samsung Galaxy Z Flip, el móvil «de concha» vuelve con pantalla flexible