La última locura de Apple: una peana que cuesta 1.000 euros

El soporte Pro Stand, un brazo metálico articulado que permite mover el nuevo monitor de la manzana en todas las direcciones, será más caro que cualquier iPhone, salvo el XS.


Cuando el iPhone rebasó la barrera de los mil euros muchos usuarios se echaron las manos a la cabeza, pero eso no es nada al lado de lo que Apple presentó el lunes en San José (California) dentro de su conferencia de desarrolladores: una peana o soporte para su nuevo monitor Pro Display XDR que costará 999 dólares (más de mil euros, dado que los precios que anuncia para Estados Unidos son antes de impuestos). Sí, han leído bien: mil euros por un brazo metálico articulado que permite mover la pantalla en todas las direcciones.

El Pro Stand permite ajustar tanto la inclinación como la altura, así como girar el Pro Display XDR para colocarlo en modo vertical, lo que «resulta ideal para retocar fotos, diseñar páginas web, escribir código y otras tareas por el estilo», explican desde Apple. «Es muy fácil de instalar, y se puede poner y quitar sin esfuerzo en cualquier lugar», añaden. Los profesionales que tengan unas necesidades de montaje especiales pueden usar un adaptador de montaje de VESA que es intercambiable por el del Pro Stand y que se venderá por 199 dólares.

El precio de la peana supone que este artilugio es, por ejemplo, más caro que cualquier modelo de iPhone, salvo el XS: el XR parte de 859 euros, y los modelos 8 y 7, que todavía están a la venta, cuestan 689 y 529 euros, respectivamente. El Pro Stand también resulta más oneroso que el iPad Pro, la tableta más avanzada de la manzana (a partir de 879 euros) o que la última versión del ordenador Mac Mini (desde 899 euros). También es más caro que el Apple Watch Series 4 (desde 429 euros).

Dado que el monitor Pro Display XDR se comercializará sin soporte, la compra de la peana es imprescindible, salvo que se quiera usar a pelo, colocada sobre una mesa y apoyada en la pared. Las redes sociales se han incendiado por lo que muchos usuarios consideran una «huida hacia adelante» de Apple que margina al mercado de consumo, a pesar de que el producto va claramente enfocado al sector profesional.

Con un panel LCD de 32 pulgadas con una resolución Retina 6K (6.016 x 3.384 píxeles), el Pro Display XDR ofrece una experiencia visual de alta resolución con cerca de un 40 % por ciento más de espacio en pantalla que una Retina 5K. Emplea un sistema de retroiluminación directo que produce 1.000 nits de brillo a toda pantalla y 1.600 nits de brillo máximo, muy por encima de lo que ofrece un monitor estándar. Con un sistema térmico avanzado que utiliza su estructura de rejilla de aluminio como un disipador de calor, el contraste es de 1.000.000:1.

Este monitor costará en su versión estándar 4.999 dólares, y por mil euros más Apple ofrece una versión mate dotada de una «nanotextura»: una estructura de nanocristal que reduce la reflectividad y el brillo. El Pro Display XDR se ha creado para acompañar al nuevo Mac Pro, presentado también en la conferencia de desarrolladores y que se venderá a partir de 5.999 dólares. Junto al polémico soporte, el conjunto más barato de este potente equipo de escritorio saldrá por 12.000 dólares (o euros). Apple asegura que es el ordenador personal más potente del mundo. Y sin duda también el más caro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Tags
Comentarios

La última locura de Apple: una peana que cuesta 1.000 euros