La policía interviene cien decodificadores en bares gallegos que emitían fútbol ilegal

Un total de 213 establecimientos fueron inspeccionados en Galicia a instancias de La Liga

Las retransmisiones ilegales perjudican a La Liga, a los clubes y a los teleoperadores
Las retransmisiones ilegales perjudican a La Liga, a los clubes y a los teleoperadores

redacción / la voz

La policía nacional inspeccionó hace dos semanas un total de 213 establecimientos de hostelería de toda Galicia para comprobar la legalidad de la difusión pública que hacían de los partidos de fútbol para abonados. De todos ellos, un centenar de locales ofrecían este servicio a sus clientes sin contar con el permiso correspondiente que obliga a los locales a contar con un contrato específico, distinto del que puede poseer un particular. Esta intervención formó parte de una operación desarrollada a nivel estatal y en la que la Policía Nacional, a instancias de La Liga, investigó a un total de dos mil bares en todo el país. Se comprobó que de ellos más de 1.200 hacían trampas para ofrecer fútbol televisado a sus clientes sin pasar por caja.

En total se inspeccionaron 79 establecimientos en A Coruña, 87 en Pontevedra, 19 en Ourense y 28 en Lugo. De ellos, resultaron ser fraudulentos los servicios ofrecidos en 101 establecimientos de Galicia: 40 de A Coruña, 43 de Pontevedra, 9 de Ourense y otros 9 de Lugo.

Según la información de la policía, se requisaron más de ochocientos decodificadores en todo el país y sus titulares fueron señalados como presuntos autores de un delito contra la propiedad intelectual.

Los agentes comprobaron que aproximadamente un 60 % de los bares inspeccionados ofrecía el fútbol de manera ilícita a través de diversas modalidades. La más común era la utilización de un decodificador «vitaminado», cuyo programa se había modificado para poder acceder a la señal privada y ofrecer los partidos sin coste. La Unidad Central de Ciberdelincuencia fue la encargada de coordinar el operativo a nivel nacional, realizar las inspecciones durante la emisión de los partidos, verificar las infracciones, proceder a la desconexión de los dispositivos utilizados, intervenir el aparato ilegal y citar a declarar al responsable del establecimiento. Iniciada a finales de noviembre, la investigación sigue en marcha en todo el país con la valoración de los testimonios de los infractores y el análisis de los más de ochocientos decodificadores intervenidos. La Liga afianzó sus sospechas realizando verificaciones previas en locales presuntamente infractores. Una vez confirmada la ilegalidad, formalizaron las denuncias ante la Policía Nacional.

Los responsables de los bares ofrecían a sus clientes contenidos protegidos por derechos de propiedad intelectual sin disponer de autorización para ello, con lo que ocasionaban importantes perjuicios económicos a sus titulares legítimos. Además de a La Liga, esta practica ilegal «afecta a clubes de fútbol, teleoperadores y dueños de otros establecimientos que sí pagan las correspondientes tarifas por emitir esos contenidos en sus locales», según destaca la policía.

Las denuncias interpuestas por La Liga son fruto del trabajo de un equipo creado para detectar a los bares infractores. En lo que ha transcurrido de temporada futbolística, este grupo ha detectado más de nueve mil emisiones fraudulentas tras realizar más de veinte mil visitas a locales públicos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

La policía interviene cien decodificadores en bares gallegos que emitían fútbol ilegal