Ultraligera, eléctrica y sin cable: ¿la nueva escoba de Harry Potter?

J. A.

RED

KARCHER

La Karcher KB 5 funciona con una batería de iones de litio, pesa solo 1,2 kilos y se activa inclinando el mango. Está pensada para un mantenimiento rápido de suelos y alfombras.

28 abr 2022 . Actualizado a las 19:27 h.

Fundada en 1935 y con 13.500 empleados por todo el mundo, la compañía alemana Kärcher es bien conocida por sus hidrolimpiadoras de alta presión, vaporetas y otros sistemas de limpieza que incluyen hasta equipos militares de descontaminación y aspiradoras de ventanas. Cuenta con un catálogo muy extenso de productos y ahora hace un apuesta dentro del segmento de la limpieza doméstica con la escoba eléctrica KB 5. Se trata de un dispositivo ligero, pensado para un mantenimiento rápido y cómodo de espacios pequeños del hogar, ya sean superficies duras o alfombras.

La escoba sale de la caja desmontada, pero en menos de un minuto ensamblamos las tres piezas de su mango de aluminio y la base donde están el cepillo motorizado y el depósito de residuos. Esta base está acabada en los clásicos amarillo y negro que ya forman parte de la identidad corporativa de la marca, y tiene una forma cuadrada y una altura contenida, por lo que podemos meterla sin problemas debajo de los muebles.

KARCHER

El funcionamiento no puede ser más sencillo: cuando el mando está en posición vertical, la escoba está apagada; basta inclinarlo hacia atrás para que se ponga en marcha el motor y gire el cepillo, que va atrapando todas las partículas que encuentra a su paso. La propia rotación del cepillo hace que la escoba tienda ir hacia adelante, por lo que no tenemos que hacer fuerza para deslizarla por el suelo. El mango se puede colocar prácticamente en posición horizontal, por lo que podemos acceder prácticamente a cualquier sitio sin chocar con el cuando pasamos la escoba debajo de una cama o el sofá.