Huawei Wi-Fi Mesh: sistema de malla para no perder la conexión

J. A.

RED

HUAWEI

Diseñado para cubrir hasta 600 metros cuadrados de superficie, ofrece tres bandas con velocidades combinadas de hasta 2.200 Mbps

20 may 2021 . Actualizado a las 21:14 h.

Seguro que lo ha notado: en los últimos meses la red Wi-Fi de su casa ha empezado a ir más lenta. Puede ser la nueva normalidad, focalizada en la estancia en el hogar, el teletrabajo o la educación a distancia; o puede ser ese vecino nuevo que ha llegado y que trae consigo un montón de dispositivos que se conectan simultáneamente y ocupan ancho de banda. Y a todo ello se le une la física: es inevitable que las señales inalámbricas se debiliten al penetrar a través de las paredes, lo que provoca una reducción en la velocidad y en la calidad de conexión.

La solución es ponerse unas mallas, pero no de las del Decathlon. La tecnología Mesh, de sistemas de redes de malla, es un paso adelante en la conectividad Wi-Fi del hogar, ya que consigue llegar donde los routers o repetidores tradicionales no pueden o lo hacen de forma muy débil. El sistema mallado está especialmente pensado para casas grandes, adosados, pisos con muros gruesos o incluso para algunas segundas residencias, donde no se dispone de una señal tan potente.

En las redes Mesh la señal no se divide, tal y como hacen los repetidores, sino que, al tratarse de una misma conexión, no pierde alcance. Permite calcular cuáles son los nodos en los que ha de apoyarse para ofrecer la mejor conexión al usuario, o qué dispositivo tiene menor carga, y redistribuye la conectividad automáticamente. En ningún momento nos quedamos sin acceso a Internet al caerse algún nodo, algo que sí ocurre con el uso de repetidores.

HUAWEI

Lo último en llegar al mercado con esta tecnología es Huawei WiFi Mesh, diseñado para cubrir hasta 600 metros cuadrados de superficie. Cada router del sistema ofrece tres bandas, 2,4 GHz, 5 GHz (baja frecuencia) y 5 GHz (alta frecuencia), que ofrecen velocidades combinadas de hasta 2.200 Mbps. Si es necesario, las dos bandas de 5 GHz separadas pueden utilizarse para conectar respectivamente dos routers con fines de red, y la conexión puede cambiarse a 2,4 GHz automáticamente para largas distancias.

Cada dispositivo está equipado con seis amplificadores y receptores de señal independientes de alta potencia para mejorar significativamente la transmisión de la señal. Su diseño incluye un buen número de puertos Ethernet en la parte trasera, lo que ayuda a conseguir un acceso de mayor ancho de banda y compartir archivos a gran velocidad dentro de la LAN. La CPU Gigahome de cuatro núcleos a 1,4 GHz integrada en cada router, con una capacidad de cálculo de hasta 12880 DMIPS y 256 MB de memoria de gran tamaño, garantiza la conectividad estable de una serie de dispositivos en el hogar. 

Cada uno de los router integrados en el sistema es capaz de cubrir unos 200 metros cuadrados, según datos de laboratorio. En datos reales, la capacidad no debe bajar de aproximadamente unos 150 metros cuadrados.  

A través de la app Huawei AI Life, descargable escaneando el código QR incluído en la propia caja del dispositivo, se puede analizar la calidad de la señal o configurar numerosas opciones, como el control parental o la red para invitados, así como el número de dispositivos conectados a cada red.

HUAWEI

Además, si un usuario quiere conectarse a la red y dispone de un smartphone Huawei con tecnología NFC, basta simplemente con que toque con su móvil la parte superior del terminal Huawei WiFI Mesh.

La compañía de Shenzhen distribuye sus sistemas de malla en packs de dos y tres unidades (159 / 229 euros), respectivamente, para adaptarse a las distintas necesidades de cobertura. La instalación es sencilla y solo es necesario conectar cada uno de los router a la alimentación y el primero de ellos al módem de nuestro operador.