JBL Bar 5.0 MultiBeam: la mejor barra de sonido compacta

J. A.

RED

JBL

Combina las tecnologías MultiBeam y Virtual Dolby Atmos para ofrecer un sonido envolvente y preciso, con unos bajos contundentes y sin necesidad de altavoces o subwoofer adicionales

19 may 2021 . Actualizado a las 20:59 h.

No estamos descubriendo nada si decimos que el sonido es el punto débil de cualquier televisor en este 2021. En los últimos años los fabricantes han evolucionado notablemente a nivel de pantalla, con tecnologías como el OLED, el QLED y el MicroLED, pero todas ellas utilizan paneles cada vez más delgados que no permiten una buena experiencia auditiva. Si queremos potenciar el sonido de series, películas o retransmisiones deportivas hay que recurrir a un sistema externo, y las barras de sonido se han impuesto por su simplicidad, por el poco espacio que ocupan y porque suelen dar resultados óptimos en entornos domésticos.

JBL

La JBL Bar 5.0 MultiBeam, lanzada a principios de marzo, ofrece una experiencia de sonido envolvente en 3D al combinar Virtual Dolby Atmos con la tecnología MultiBeam de JBL. Con más de 70 años en la industria, esta marca estadounidense -integrada en el grupo Harman: AKG, Harman Kardon, Infinity, JBL, Lexicon, Mark Levinson y Revel- tiene una larga tradición en el mundo de la alta fidelidad, que ha utilizado para diseñar una barra muy efectiva pese a sus dimensiones: 70,9 centímetros de ancho y 5,8 de alto, con un peso de solo 2,8 kilos.

Tras sacarla de la caja, nada hace sospechar el rendimiento de esta barra de sonido. El diseño es neutro, con acabado en negro, esquinas redondeadas y una rejilla envolviendo todo el frontal y los extremos superiores e inferiores. En el centro hay unos controles básicos para el encendido y subir o bajar el volumen, pero normalmente vamos a manejarnos con el mando a distancia.

JBL

Si fuera transparente veríamos el complejo sistema de altavoces que encierra en su interior: tres frontales en el centro, dos laterales (uno a cada lado del dispositivo, orientados en diagonal) y cuatro woofer o radiadores pasivos situados en opuesto (hacia arriba y hacia abajo) y que son los responsables de conseguir unos graves impactantes sin necesidad de altavoces adicionales ni de un subwoofer unido por cables.

Los drivers de los altavoces estratégicamente colocados, junto a la efectividad de Multibeam y Virtual Dolby Atmos, hacen que la sala se convierta en un espacio inmersivo de audio en tres dimensiones. Es fácil comprobarlo con cualquiera de los vídeos de prueba de Dolby Atmos que se pueden encontrar en YouTube: el sonido abarca claramente 180 grados, con precisión y definición de la escena sonora tanto arriba como abajo y a los lados. No vamos a pedir que también escuchemos efectos viniendo desde atrás, como si tuviéramos un equipo de home cinema 7.1 o 9.1, porque eso es físicamente imposible con esta y cualquier otra barra de sonido (salvo las que cuentan con satélites adicionales); pero lo cierto es que la sensación es claramente envolvente y además con un sonido de alta calidad.

JBL

Esto último se puede también testar al reproducir música, aprovechando su compatibilidad con Alexa Multi-Room Music (MRM), Apple Airplay 2, el Chromecast integrado o la conectividad Bluetooth. Este es otro de sus puntos fuertes, ya que posibilita un streaming sencillo desde cualquier smartphone o tableta, o utilizar los comandos de voz de Alexa o Siri.

Una pequeña pantalla led en el frontal derecho nos informa de la salida que estamos utilizando (e-HDMI, óptica), el nivel de volumen y otras indicaciones. La presencia de los bajos se puede graduar en cinco niveles, aunque para ello hay que utilizar una combinación de teclas con el mano remoto.

JBL

La JBL Bar 5.0 MultiBeam es compatible con todos los dispositivos iOS y Android. Crea un amplio campo acústico al proyectar el sonido a todas las esquinas de la sala, y sorprende con unos graves contundentes pero que no retumban en las paredes. Cuesta 399 euros.