Razer Kiyo Pro, una webcam para videollamadas o «streaming» con poca luz

Está dotada de un sensor de alto rendimiento y una tecnología usada en cámaras de vigilancia para crear imágenes de alta calidad a partir de regiones de luz infrarroja


En la actualidad trabajar desde casa se ha convertido en una parte de la vida profesional, por lo que existe mayor necesidad que nunca de una mejor calidad de imagen en las videollamadas. Las webcams incorporadas en los portátiles carecen en muchas ocasiones de la resolución suficiente y de las velocidades de fotogramas (fps o cuadros por segundo) necesarias para videoconferencias de tipo profesional. También es habitual que muchas webcams presenten problemas de imagen cuando tienen un entorno de iluminación poco ideal, proporcionando una imagen tenue y borrosa de vídeo que puede afectar a una presentación profesional.

La compañía Razer se ha propuesto mejorar este punto crítico del teletrabajo y para ello ha lanzado la Kiyo Pro, una cámara dotada de un sensor de alto rendimiento (Adaptative light sensor). «Tanto para las videoconferencias como para streaming, una calidad de vídeo suave y nítida bajo cualquier condición de iluminación es vital para la experiencia», explica Alvin Cheung, vicepresidente senior de la unidad de negocio de periféricos de Razer. La Kiyo Pro está pensada tanto para aquellos que trabajan desde casa e interactúan con clientes y compañeros de trabajo, como para los streamers que quieren divertir a su audiencia con una imagen brillante y vibrante.

En el interior de la Kiyo Pro se encuentra el sensor CMOS Tipo 1/2.8 con tecnología STARVIS, desarrollada por Sony. Se trata de un sistema de píxeles con retroiluminación, que se utilizan habitualmente en sensores CMOS de cámaras de vigilancia para crear imágenes de alta calidad a partir de regiones de luz infrarroja visibles y cercanas. De esta forma se consigue una imagen nítida y brillante incluso en ambientes típicos de del hogar y que no son los ideales: salas tenues, iluminación dura, retroiluminación o simplemente iluminación de pantalla.

La cámara proporcionar una imagen Full HD 1080p a 60 fps, lo que garantiza fidelidad y detalle. El modo HDR 30FPS aumenta el rango dinámico, corrigiendo por debajo o sobre las áreas expuestas sobre la marcha y eliminando el efecto silueta si el sujeto está iluminado por detrás.

La lente gran angular permite una selección de tres campos de visión: 103, 90 u 80 grados, por lo que es especialmente apta para videoconferencias o streaming. La vista de 103 grados es lo suficientemente amplia como para incluir a varias personas en una videollamada grupal, mientras que la de 80 grados ofrece una vista cercana y unipersonal, o una ventana de cámara frontal atractiva en los streamings de videojuegos.

Con opciones de montaje flexibles para poder ser colocada sobre el monitor, en la mesa o en un trípode, la Kiyo Pro se adapta al espacio disponible. Con un trípode es una webcam ideal para videollamadas en grupo, gracias al micrófono estéreo omnidireccional de 16 bits que garantiza la captación de todas las voces de los participantes. Para un máximo rendimiento de vídeo sin comprimir, utiliza una conexión USB 3.0 para pasar una señal de 5 GB/s. Se incluye una tapa que cubre y protege la lente y la privacidad del usuario cuando no está en uso.

La Razer Kiyo Pro cuesta 209 euros. La resolución de imagen es de 2,1 megapíxeles y la de vídeo permite 1080p a 60/30/24FPS, 720p a 60FPS, 480p a 30FPS y 360p a 30FPS. Utiliza el códec H.26 y el tipo de enfoque es automático La longitud del cable trenzado es de 1,5 metros, así que no tendremos problemas a la hora de conectarla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Razer Kiyo Pro, una webcam para videollamadas o «streaming» con poca luz