La inteligencia artificial llega al cepillo de dientes

El Genius X de Oral-B se comunica con el móvil e informa del área exacta de la boca a la que se debe prestar mayor atención, y la marca evoluciona su tecnología con el modelo iO


El Internet de las Cosas ha llevado la tecnología a todos los rincones de la vida doméstica y la higiene personal no se ha quedado al margen de esta tendencia. Oral-B, compañía especializada en productos de limpieza dental, presentó el año pasado con motivo del Mobile World Congress un cepillo equipado con sensores de movimiento y con inteligencia artificial, capaz de reconocer la forma en que el usuario se lava los dientes.

El Oral-B Genius X 20000N se comunica con el teléfono móvil y a través de su pantalla nos indica que zonas necesitan más énfasis por parte del usuario. La combinación de una nueva tecnología protectora de las encías y el SmartRing 360 -un anillo luminoso que incluye alertas de luz y se puede personalizar-, permiten saber cuándo estamos ejerciendo demasiada presión al cepillarnos y reduce la velocidad automáticamente.

El dispositivo incorpora una batería de iones de litio que dura más de dos semanas con una carga completa. Ofrece seis modos de cepillado, incluidos los denominados Cuidado de las encías, Sensible, Blanqueamiento y Limpieza lingual, y puede transportarse en una funda de viaje que carga el cepillo y el teléfono simultáneamente.

La inteligencia artificial detecta el estilo de cepillado del usuario y le guía para obtener los mejores resultados cada día. Para ofrecer una limpieza a fondo, el cabezal de recambio Oral-B CrossAction cuenta con filamentos dispuestos de forma especial -las cerdas forman un ángulo de 16 grados, para eliminar más placa, y tienen el extremo redondeado para proteger las encías-. Pero la marca tiene otros cabezales compatibles especializados en limpieza ultra suave, blanqueamiento -la copa de pulido elimina las manchas-, acción interdental e incluso algunos diseñados específicamente para niños o para personas con brackets.

La evolución: el disco magnético

El pasado día 23 la compañía presentó en Barcelona una evolución de su tecnología, el Oral-B iO. Se trata del cepillo conectado más revolucionario, que según Steve Bishop, CEO de P&G Health Care (la matriz de Oral-B) «reinventa el funcionamiento, la limpieza y la sensación de cepillarse». Este nuevo modelo se distingue por un disco magnético sin fricción -una de las 250 patentes que acumula la firma- que transfiere la energía del motor directamente a las cerdas.

El desarrollo del iO ha llevado seis años de colaboración con profesionales bucodentales. Cuando la rotación y oscilación del disco magnético se combina con las microvibraciones, el cepillo proporciona una limpieza más efectiva y silenciosa. Una pantalla interactiva integrada permite una fácil navegación a través de las características del aparato: saludos de bienvenida, elección de modos, configuración de idioma y recordatorios para cambiar de cabezal.

La nueva aplicación de Oral-B proporciona gráficos en 3D y la inteligencia artificial reconoce todas las áreas de la boca. Un temporarizador registra la duración de cada sesión de cepillado -los dentistas recomiendan dos minutos- y los iconos posibilitan saber si se se ha cumplido con los objetivos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La inteligencia artificial llega al cepillo de dientes