Lenovo ThinkPad P1: potencia en un chasis ultradelgado

La segunda generación de equipos del fabricante chino fusiona la movilidad de un portátil y el rendimiento de una estación de trabajo, con opciones exclusivas como la pantalla táctil 4K OLED


Una década después ya podemos decir que la tablet no ha supuesto lo que Steve Jobs denominó «la era post PC» y que se suponía que iba a acabar con los ordenadores personales. Y si bien el mercado de los equipos de escritorio se ha visto circunscrito a las necesidades de determinados profesionales que exigen una potencia y capacidad de almacenamiento incompatible con los dispositivos móviles, en el caso de los portátiles ha quedado claro que son una herramienta de trabajo imprescindible tanto a nivel corporativo como de consumo.

Lenovo, el primer fabricante del mundo, renovó a finales del año pasado su serie ThinkPad P. Se trata de workstations móviles que fusionan la movilidad de un portátil y el rendimiento de una estación de trabajo y, como resultado, ofrecen sistemas con gráficos y procesamiento ultrarrápidos y lo último en tecnología de vanguardia. Todo ello con unas dimensiones y peso muy ligeros.

Dentro de esta gama de laptops de potencia premium, pero con unos diseños muy finos y funcionales, hemos tenido la oportunidad de probar el P1, que ya va por su segunda versión. Este equipo integra los últimos procesadores Intel Xeon e Intel Core de novena generación y la tarjeta gráfica NVIDIA Quadro T2000, dentro de un chasis ultradelgado y que incorpora opciones exclusivas como la pantalla táctil 4K OLED Dolby Vision.

El ThinkPad P1 está diseñado para aportar el máximo rendimiento en tareas más exigentes, y su avanzado espacio de almacenamiento, de hasta 4 TB SSD, no supone ningún impedimento para las cargas de trabajo y archivos más grandes. El portátil incluye certificación ISV para ArcGIS, AutoCAD, Creo, Decision Space, McKesson, Revit, SolidWorks, 3dsMax y más herramientas pesadas de diseño.

La carcasa está protegida con una aleación de magnesio y fibra de carbono que dota a este equipo de una máxima resistencia, a pesar de su grosor de tan solo 18,4 mm. De hecho, cumple con doce especificaciones de nivel militar y se ha sometido a más de 200 pruebas de calidad para asegurarse de que funciona en condiciones extremas: aridez ártica, tormentas de arena, gravedad cero, derrames, caídas.

La seguridad y la privacidad son elementos muy cuidados en este portátil. De hecho, su Trusted Platform Module (dTPM) cifra los datos y trabaja con las funciones de seguridad de Windows 10.

Por su parte, ThinkShutter, la tapa física de la cámara (HD a 720p), bloquea la lente para garantizar que el usuario no sea visto cuando no lo desee. Y, por último, incluye un lector de huellas dactilares que permite iniciar sesión con tan solo tocarlo y evita suplantaciones de identidad.

Con la opción de calibración de X-Rite Pantone, lo que vemos en la pantalla 4K OLED es exactamente lo que sale impreso, un sueño para los creadores de contenidos. Además, el sistema de altavoces Dolby Atmos y los micrófonos duales garantizan una sólida experiencia de audio, tanto si se escucha música como si se realiza una teleconferencia.

A nivel de conectividad incopora WiFi-6, creada para alcanzar velocidades de hasta 9,6 Gbps (2,7 veces más rápida que la WiFi-5), y se ha diseñado para mantener el funcionamiento óptimo en redes congestionadas. La batería, uno de los puntos delicados de cualquier dispositivo móvil, dura en el Lenovo ThinkPad P1 hasta 13 horas y dispone de carga rápida.

Mención aparte merece la generosa dotación de puertos, cuando muchos competidores se limitan a un solo USB-C que obliga a trabajar con dongles, bases de expansión y otros periféricos. Cuenta con dos USB tipo C Thunderbolt 3, otros dos USB 3.1, un HDMI 2.0, un minipuerto Gigabit Ethernet, toma combinada de micrófono y auriculares de 3,5 mm, ranura para candado Kensington y lector de tarjetas inteligente.

En definitiva, Lenovo mantiene intacto el prestigio de la marca ThinkPad con este portátil de la serie P, que además incluye cámara de infrarrojos para Windows Hello, teclado retroiluminado y Bluetooth 5.1, todo en un peso a partir de 1,7 kilos. Solo las opciones de pantalla (todas de 15,6 pulgadas de diagonal) ya dan una idea de la versatilidad de este equipo, que se adapta a cualquier usuario: OLED táctil HDR 4K (3840 x 2160) con 400 nits de brillo y Dolby Vision; LCD HDR 4K (3840 x 2160) IPS, con 500 nits y Dolby Vision; FHD (1920 x 1080) IPS con 300 nits; y FHD (1920 x 1080) IPS con 500 nits.

Los precios parten de 1.790 euros (i7-9750H de séxtuple núcleo a 2,6GHz y Turbo Boost de hasta 4,5GHz, con 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento SSD).

ThinkPad P53s

Lenovo también tiene como novedad, dentro de la serie P, el ThinkPad P53s, también enfocado a la movilidad y las prestaciones avanzadas, con procesador Intel Core i7 de octava generación y la tarjeta gráfica NVIDIA Quadro P520 con GDDR5 de 2 GB.

Con una batería que dura hasta 14 horas, esta workstation móvil tiene una autonomía que facilita al máximo poder contar con este equipo en todo momento. Además, su función WWAN permite tener conexión incluso cuando no hay wifi, ya que proporciona acceso a Internet a través de una red de telefonía móvil. Así, se pueden disfrutar de las ventajas de la banda ancha y de la movilidad inalámbrica.

Incluye todas las prestaciones de seguridad y privacidad del modelo P1, como Trusted Platform Module, ThinkShutter y lector de huellas dactilares. Y con un peso de solo 1,76 kilos, es un equipo muy completo que ofrece rendimientos extremos sin esperas, avalados por su SSD dual de hasta 2TB y hasta 48 GB de memoria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Lenovo ThinkPad P1: potencia en un chasis ultradelgado