HarmonyOS: así es el sistema operativo de Huawei

La compañía china crea un software multidispositivo y abierto, basado en Linux, que empezará a funcionar a finales de este año en monitores y televisores inteligentes, y después en «wearables» y automóviles


9 de agosto de 2019. Anoten la fecha, porque puede que dentro de unos años sea reconocida como el final de un ciclo y principio de otro. El final de la dependencia de Android, después de una década en la que ha llegado a monopolizar el 90 % del mercado de los teléfonos inteligentes; y el inicio de una nueva era en la que China impulsa un sistema operativo que aspira a estar presente no solo en los smartphones, sino en todos los dispositivos móviles. La guerra comercial entre el gigante asiático y Estados Unidos y el amago de veto del Gobierno Trump a Huawei han acelerado la presentación de ese software, que la compañía de Shenzhen llevaba ya tiempo desarrollando. Y hoy en la conferencia de desarrolladores que celebra en Dongguan, lo ha mostrado al mundo y ha desvelado su nombre: HarmonyOS.

Richard Yu, el presidente de la división de Consumo de Huawei, explicó que «estamos entrando en una nueva era en la que la gente espera una experiencia sencilla en todos los dispositivos. Para conseguirlo era importante tener un sistema operativo con una capacidad multiplataforma mejorada (...), que pueda implementarse en una amplia gama de dispositivos y plataformas, y que pueda satisfacer la demanda de los consumidores de características como la baja latencia [la ejecución de procesos en un tiempo mínimo siendo eficiente y eficaz] y una alta seguridad».

Estos son, en resumen, los objetivos de HarmonyOS, que según Yu «es completamente diferente a Android e iOS». Está basado en estructura de micronúcleo, o microkernel, una arquitectura «sólida y segura», permitirá «una interconexión perfecta entre dispositivos» y una experiencia de usuario fluida. Los desarrolladores tendrán que crear una única app para todos los dispositivos diferentes que incorporen este sistema operativo, en lugar de tener que desarrollar una diferente para cada uno.

Según explicaron en el evento, HarmonyOS se implementará en primer lugar en dispositivos como relojes y pantallas inteligentes, servicios de automoción y altavoces inteligentes. De esta forma Huawei tiene como objetivo establecer un ecosistema integrado e interconectado entre todos los dispositivos de la marca. De momento, los móviles, tabletas y portátiles seguirán funcionando con las últimas versiones de Android y Windows 10, pero todo hace indicar que en un futuro no muy lejano empezarán a montar HarmonyOS. Probablemente el mercado chino (1.450 millones de personas) será el primero donde se lancen dispositivos con estas características.

HarmonyOS tiene cuatro aspectos técnicos que lo diferencias de los otros sistemas operativos móviles existentes en la actualidad. Se trata primer SO con arquitectura distribuida (multidispositivo) y tecnología de conectividad virtual. Esto significa que ofrece una plataforma de comunicación compartida entre distintas tecnologías, de gestión de datos de orígenes diferentes, y de programación de tareas y entornos virtuales. «Los desarrolladores podrán elegir la tecnología con la que crear sus aplicaciones para los distintos dispositivos, lo que les permitirá centrarse en la esencia de su servicio, sin limitación definida por el hardware», explican desde el segundo fabricante de smartphones del mundo. Las aplicaciones desarrolladas sobre HarmonyOS pueden ejecutarse en diferentes dispositivos al mismo tiempo.

Otra característica es su ligereza, gracias a un motor de compilación independiente de baja latencia y una comunicación de alto rendimiento entre procesos. El primero establece las prioridades de ejecución de tareas y reserva los límites de tiempo de forma anticipada. Los recursos se redirigen hacia tareas con alta prioridad, reduciendo el tiempo de respuesta de las aplicaciones en un 25,7 %. «El micronúcleo puede hacer que el rendimiento de la comunicación entre procesos sea hasta cinco veces más eficiente que los sistemas operativos existentes», aseguran en Huawei.

HarmonyOS utiliza una nueva estructura de micronúcleo que presenta un nivel de seguridad mejorada de bajo consumo. El micronúcleo se centra en los servicios más básicos, y por tanto de menor consumo, como la planificación de tareas y la comunicación entre procesos de alto rendimiento. Utiliza métodos de verificación formales para aumentar la fiabilidad en un entorno seguro. «Mientras que los métodos de verificación tradicionales, como la verificación funcional y simulación de incidente se enfocan en escenarios limitados, los métodos formales, por el contrario, pueden usar varios modelos de datos para verificar todas las rutas de ejecución de software», detallan.

Aunque está basado en el software libre Linux, el micronúcleo HarmonyOS tiene mucho menos código (aproximadamente una milésima parte de la cantidad del núcleo de Linux), por lo que la probabilidad de ataque se reduce considerablemente.

Finalmente, el ambiente de desarrollo (IDE) multidispositivo implica una compilación unificada en varios lenguajes y herramientas de arquitectura distribuida.« HarmonyOS puede adaptarse automáticamente a diferentes interfaces e interacciones relacionados con los diferentes diseños de pantallas -explican-. También soporta el uso de controles drag and drop así como la vista previa de interfaces usadas en la programación. Esto permite a los desarrolladores crear de manera eficiente aplicaciones que se ejecutan en múltiples dispositivos».

Para facilitar el trabajo de los desarrolladores se ha creado una herramienta, Huawei ARK Compiler, que puede funcionar a la vez sobre la máquina virtual de Android, lo que permite compilar una amplia gama de lenguajes avanzados en un entorno unificado y único de código de máquina.

Desarrollo del ecosistema

En la conferencia Huawei también avanzó cómo evolucionará HarmonyOS y su núcleo. La versión 1.0 será adaptada y lanzado con monitores y televisores inteligentes que se lanzarán a finales de este año. En los próximos tres años, HarmonyOS se optimizará y se implementará gradualmente en una gama más amplia de dispositivos inteligentes, incluyendo wereables, productos Huawei Vision y servicios de automoción.

En la compañía reconocen que el éxito de HarmonyOS estará ligado a un ecosistema dinámico de aplicaciones y desarrolladores. Para fomentar una adopción más amplia, Huawei lanzará el sistema operativo como una plataforma de código abierto, en todo el mundo.

«China alberga un sólido ecosistema de aplicaciones y una enorme base de usuarios. En el futuro, Huawei sentará las bases para HarmonyOS en el mercado chino y, posteriormente, estará disponible a nivel mundial», detallan. La hoja de ruta incluye compartir sus principales capacidades en áreas como conectividad, cámaras e inteligencia artificial y trabajar en estrecha colaboración con los socios y proveedores de contenido de su ecosistema para ofrecer aplicaciones y servicios «que brinden a los consumidores la mejor experiencia posible y proporcionen nueva vida a la industria».

«Creemos que HarmonyOS revitalizará la industria y enriquecerá el ecosistema», dijo Richard Yu. En Google y otras compañías como ARM, que se sumaron rápidamente al bloqueo decretado por Trump -antes incluso de que se cumpliese la moratoria de tres meses impuesta por el presidente norteamericano- tienen motivos para preocuparse. HarmonyOS es el primer sistema operativo que amenaza el dominio de Android y puede triunfar donde otros, como Symbian (Nokia), Windows Phone (Microsoft), Bada (Samsung) o FirefoxOS (fundación Mozilla) fracasaron.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

HarmonyOS: así es el sistema operativo de Huawei