Wilfredo Sotolongo Fandiño, director de Clientes de Lenovo: «Somos una empresa global y preferimos mercados abiertos»

RED

JAVIER ARMESTO

Con más de tres décadas de experiencia en la industria de la Tecnología de la Información, en IBM y Lenovo, este ejecutivo estadounidense de origen gallego habla sobre el Internet de la Cosas, el «big data», la realidad virtual y aumentada y el coche autónomo

27 may 2019 . Actualizado a las 18:46 h.

Hace un año, Wilfredo Sotolongo se desplazó a Galicia para buscar sus orígenes gallegos en la localidad de Frades (A Coruña). «Fui al cementerio y la mitad de los que estaban allí enterrados se apellidaban Fandiño, como yo», recuerda. Su abuelo emigró a Cuba y, a pesar de estar enfrentado a la dictadura de Castro, decidió quedarse en la isla -«tenía muchos cojones», reconoce su nieto-, mientras que su hija se exiliaba a Panamá. Allí nació Sotolongo (1963), actual director de Clientes de Lenovo Data Center Group (DCG). Con más de tres décadas de trayectoria en la industria de la Tecnología de la Información (tiene un grado en ingeniería aeronáutica y un máster en ingeniería mecánica) ha ocupado numerosos puestos de responsabilidad en IBM y Lenovo, donde fue hasta este año vicepresidente mundial del grupo de Internet de las Cosas (IoT). Lo entrevistamos en Orlando (Florida), donde Lenovo celebró su reunión annual bajo el lema Transform 3.0 at Accelerate.

Lenovo ha puesto mucho el foco en el «edge computing». ¿Puede explicar en qué consiste?

Edge computing es poner la capacidad de análisis de la información cerca de la información. Si tienes una cámara o sensores o una fábrica que produce cualquier cosa, es poner la computadora cerca de los sensores y darle la inteligencia para interpretar la información en tiempo real. El mejor caso es el de una ciudad, y en Europa sé que lo hacen por todos los lados, porque tienes cámaras en el centro y de repente roban un coche y saben la matrícula; entonces tú puedes preguntar a la computadora si alguna cámara está viendo esa matrícula. No necesitas un ser humano mirando las cámaras. Y eso está ejecutado en la cámara cerca del evento. Eso es edge computing, mover toda la capacidad de analizar y distribuirla al mundo cerca de los eventos físicos, ya sean las personas, los edificios, las fábricas, los coches...

Esta tecnología no solo tiene aplicaciones empresariales, sino puede ayudar por ejemplo a reducir la latencia en videojuegos. ¿No es así?