Ya podemos hacernos un «electro» con el reloj

La app ECG del Apple Watch Series 4 comprueba esporádicamente la frecuencia cardiaca en segundo plano y envía una notificación si detecta un ritmo irregular que pudiera ser síntoma de fibrilación auricular


La app ECG del Apple Watch Series 4 permite por primera vez que los usuarios se hagan un electrocardiograma directamente desde la muñeca, para medir el ritmo cardiaco al instante si notan síntomas como palpitaciones o latidos irregulares y proporcionar información vital a los médicos.

La prestación ya está disponible en 19 países europeos, entre ellos España Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido. Para ello ha sido necesario que la app ECG y las notificaciones de ritmo cardiaco irregular cuenten con la marca CE, lo que ha dado luz verde a la aplicación en el Espacio Económico Europeo. En Estados Unidos, Apple colaboró con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) durante varios años con el fin de obtener la clasificación De Novo, de forma que estas prestaciones están disponibles sin prescripción médica.

Las nuevas funciones están disponibles como parte de una actualización gratuita para watchOS 5.2, y ayudarán a los usuarios a detectar los síntomas de fibrilación auricular, una de las manifestaciones más habituales del ritmo cardiaco irregular. Si no se trata, esta afección puede desencadenar en un ictus, la segunda causa de muerte más habitual en el mundo.

Aplicación ECG

Los nuevos electrodos incorporados en el cristal trasero y la corona digital del Apple Watch Series 4 se combinan con la app ECG para generar un electrocardiograma similar al de derivación I. Para hacerse un electrocardiograma en cualquier momento o a partir de una notificación de ritmo cardiaco irregular, los usuarios solo tienen que abrir la aplicación y apoyar el dedo en la corona; al hacerlo se cierra el circuito y se miden los impulsos eléctricos del corazón. Tras 30 segundos, el ritmo cardiaco se clasifica en fibrilación auricular, ritmo sinusal o no concluyente. Todas las mediciones, las clasificaciones asociadas y otros síntomas indicados se guardan de forma segura en la app Salud del iPhone. Los usuarios tienen la opción de enviar un PDF con los resultados a su médico.

Notificaciones de ritmo cardiaco irregular

A través del sensor óptico cardiaco del Apple Watch Series 1 o posterior, la prestación de notificaciones de ritmo cardiaco irregular comprobará esporádicamente las pulsaciones en segundo plano en busca de síntomas de arritmia cardiaca que pudieran indicar fibrilación auricular y avisará al usuario con una notificación si este tipo de ritmo irregular se detecta en cinco comprobaciones durante un periodo mínimo de 65 minutos.

«Es increíble ver el potencial del Apple Watch para ofrecer una indicación temprana de posibles problemas de ritmo cardíaco», afirma Martin Cowie, catedrático de cardiología en el Imperial College London, médico del Royal Brompton Hospital y presidente del comité de salud digital de la Sociedad Europea de Cardiología. En la actualidad, más de 11 millones de personas en Europa sufren fibrilación auricular, el tipo más común de arritmia cardiaca.

La capacidad de la app ECG para clasificar con precisión los resultados de un electrocardiograma en fibrilación auricular o ritmo sinusal se ha verificado en un ensayo clínico con 600 participantes. Se comparó la clasificación del ritmo cardiaco de un electrocardiograma de primer nivel de 12 derivaciones llevado a cabo por un cardiólogo con la clasificación de un electrocardiograma realizado de forma simultánea a través de ECG. El estudio concluyó que la aplicación mostraba una sensibilidad del 98,3 % al determinar la fibrilación auricular, y un 99,6 % de precisión al clasificar el ritmo sinusal en las mediciones clasificables.

La prestación de notificaciones de ritmo cardiaco irregular se investigó recientemente en el Apple Heart Study. Con más de 400.000 participantes, este estudio ha sido el mayor estudio de fibrilación auricular realizado hasta la fecha y también uno de los mayores ensayos cardiovasculares de la historia. Un subconjunto de datos del Apple Heart Study se envió a la FDA para contribuir a la autorización de la prestación. En este estudio secundario, de los participantes que recibieron una notificación de ritmo irregular en el Apple Watch mientras tenían puesto un parche de electrocardiograma, un 80 % mostró síntomas de fibrilación auricular en el electrocardiograma, mientras que un 98 % mostró síntomas de fibrilación auricular u otras arritmias cardiacas relevantes.

Para activar estas nuevas prestaciones de salud cardiaca, se guía a los usuarios por un proceso de configuración donde se les informa sobre a quién están destinadas, cuáles pueden usarse o no, los resultados que pueden obtener, cómo interpretar esos resultados e instrucciones claras sobre qué hacer si notan síntomas que requieren atención médica inmediata.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Ya podemos hacernos un «electro» con el reloj