Huawei P30 Pro, el móvil que «convierte la noche en día»

El teléfono, con cuatro sensores en su parte trasera, incorpora un zoom híbrido de 10 aumentos


París

Una década después del nacimiento del smartphone resulta difícil sobresalir en el competitivo mercado de la telefonía inteligente. Uno de los aspectos en los que todavía hay recorrido es el de la fotografía, donde Huawei puso el listón muy alto hace ya varios años con su asociación con Leica. El fabricante chino acaba de presentar en un evento mundial celebrado en París (3.000 personas y 1.800 medios de comunicación acreditados) los nuevos modelos de su serie P, que fue la que inauguró precisamente esa sinergia que tan buenos resultados le ha dado.

El tope de la gama, P30 Pro, incorpora una cuádruple cámara con un zoom de 10 aumentos. Algo muy difícil de conseguir en un smartphone, dado el escaso espacio que hay para meter las diversas lentes que se necesitan para variar la distancia focal y, en consecuencia, el ángulo de visión. Hasta ahora, la mayoría de los teléfonos ofrecían un zoom óptico 2x y conseguían aumentar esta cifra mediante interpolación o el uso de postprocesados digitales, que reducen sensiblemente la calidad de la fotografía. En el P30 Pro lo consigue con un grupo de lentes en periscopio, colocadas horizontalmente para no aumentar el grosor del terminal, que son capaces de multiplicar los 5 aumentos opticos hasta 50x en el modo digital.

Los tres obejtivos principales son uno normal de 40 megapíxeles (RYYB, que capta un 40 % más de luminosidad y filtra la luz amarilla, potenciando la roja y la verde), el teleobjetivo 10x y un gran angular. A ellos se une un sensor ToF, cuyo nombre responde a las siglas Time of Flight (tiempo de vuelo): está basado en haces de luz infrarroja de 20 Mhz que hacen una lectura de profundidad y modelan la escena en tres dimensiones.

Con un ISO máximo de 409.000, la cámara del P30 Pro es capaz de enfocar un conjunto de lápices en plena oscuridad y mostrar una imagen con todos sus colores, o de convertir la noche en día en una escena interior o exterior en penumbra. Según Huawei, «reescribe las reglas de la fotografía». Otra innovación es un modo de vídeo dual que muestra la vista de dos de las cámaras de forma simultánea con la pantalla dividida, una con el primer plano y otra con el gran angular.

El P30 Pro dispone de una pantalla de 6,5 pulgadas, con unos marcos mínimos y un notch para alojar la cámara frontal reducido a la mínima expresión (6,64 mm.). Para desbloquearla usa un lector de huellas bajo el panel táctil. El procesador es un Kirin 980 y parte de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, pudiendo llegar a los 12 + 256 GB en los modelos más equipados. La capacidad puede ampliarse mediante tarjetas NM Card.

Una importante mejora es la capacidad de la batería, que llega a los 4.200 mAh, con carga rápida de 40W (en 30 minutos recupera el 30 %). La carga es además reversible, de modo que podemos colocar encima desde unos auriculares inalámbricos a un ratón de ordenador o una afeitadora, y estos dispositivos recuperarán su energía.

El modelo base, P30, reduce el tamaño de su pantalla a 6,1 pulgadas, pero ofrece también una avanzada triple cámara trasera. Costará 799 euros (6 + 128 GB), mientras que su hermano mayor roza la barrera paicológica de los mil euros (999) en su versión de entrada.

En París también se mostraron los nuevos relojes inteligentes del fabricante chino, Huawei Watch GT, en versiones Elegant y Active (229 / 249 euros), unos auriculares inalámbricos clónicos denominados FreeBuds (99 euros) y una batería externa de 12.000 mAh que permite cargar “todos tus aparatos”, y no dudaron en incluir un MacBook o una Nintendo Switch entre ellos.

Al igual que hacía el fundador de Apple Steve Jobs, Richard Yu finalizó la presentación anunciando «una cosa más». En este caso unas gafas de sol «inteligentes desarrolladas entre la firma Gentle Monster y Huawei, que definió como «una nueva fusión entre moda y tecnología». Con un diseño minimalista (con reminiscencias a las RayBan Wayfarer), la clave está en sus patillas, que alojan micrófonos y auriculares perfectamente disimulados (no se ven en ningún momento), además de una batería que se carga de forma inalámbrica. El usuario que las lleve podrá hablar por teléfono (se sincronizan con el móvil) de una forma menos cibernética que con las antiguas Google Glass. A diferencia de aquellas, no incluyen cámara, ni pantalla en las lentes, pero suponen una apuesta decidida de Huawei por el sector de los wearables de estilo. Su lanzamiento está previsto para julio.

Mensaje a EE.UU.

El inicio del evento de Huawei en París fue toda una declaración de intenciones. En un momento en que la compañía se halla en un delicado pulso con las autoridades de EE.UU. que han puesto en entredicho la marca al acusarla de incluir en sus equipos de telecomunicaciones sistemas que espían para el Gobierno chino, Huawei dio la voz al principio de la presentación a las operadoras. Representantes de Telefónica, Vofadone y Orange alabaron la evolución del fabricante de Shenzhen tanto en términos de tecnología como de diseño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Huawei P30 Pro, el móvil que «convierte la noche en día»