La justicia francesa condena a Google con una multa de 30.000 euros por sus cláusulas abusivas

A partir de ahora la compañía no podrá recopilar y compartir datos personales de sus usuarios sin haberlos informado previamente de forma clara o geolocalizarlos permanentemente

La asociación gala de consumidores denunció que las condiciones generales de Google contenían hasta 209 cláusulas abusivas o ilícitas
La asociación gala de consumidores denunció que las condiciones generales de Google contenían hasta 209 cláusulas abusivas o ilícitas

AGENCIAS / REDACCIÓN

Google tendrá que indemnizar con 30.000 euros a la asociación de consumidores francesa UFC-Que Choisir que, en el 2014, acudió a los tribunales galos para denunciar que las condiciones generales de utilización del gigante de Internet contenían hasta 209 cláusulas abusivas o ilícitas. Tras cinco años de proceso, la justicia le ha dado la razón a los defensores del usuario en un fallo, dictado por el Tribunal de Gran Instancia de París, que la organización considera un «importante avance para los consumidores».

El conjunto de cláusulas en cuestión lleva ya varios años sin estar disponible para el consumidor y afecta, según precisó un portavoz de Google a la agencia Efe, a la versión para el gran público de Google+, red social que, como ya anunció el grupo, será cerrada el próximo mes de abril. «Nuestro objetivo es dar siempre a los usuarios mayor transparencia y control en sus interacciones con Google -defendió la compañía estadounidense-. Mejoramos continuamente la claridad y simplicidad de nuestra política de confidencialidad, de nuestras condiciones de uso y de las informaciones relativas a nuestros servicios».

Según la sentencia, que es apelable, a partir de ahora Google no podrá recopilar y compartir datos personales de sus usuarios sin haberlos informado previamente de forma clara, geolocalizarlos permanentemente, depositar cookies o reunir información almacenada en sus teléfonos y tabletas sin consentimiento. Tampoco modificar los datos que ellos les hayan facilitados ni difundirlos libremente para ser utilizados con fines comerciales ni considerar que el uso de sus servicios implica la aceptación directa de sus reglas de uso.

UFC-Que Choisir repite así la victoria del pasado agosto, cuando el mismo tribunal condenó a Twitter con la misma sanción económica por idénticos motivos. En este caso, las cláusulas ascendían a 250, condiciones estipuladas en los documentos legales que los usuarios aceptaban al darse de alta en el servicio y que permitían a la compañía usar sus datos personales con fines publicitarios.

La organización de consumidores no pretende quedarse aquí: ganadas dos batallas, pero no la guerra. Su intención es pelear por que además se le de una indemnización a cada consumidor particular y en la cola, un proceso similar contra Facebook.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La justicia francesa condena a Google con una multa de 30.000 euros por sus cláusulas abusivas