La «Nespresso de la cerveza» y el primer televisor que se enrolla

La feria tecnológica más importante del mundo echa en Las Vegas un vistazo al futuro más inmediato


Con tamaño y forma a medida, a elegir al gusto el cliente, y capaz de enrollarse sobre sí mismo, de desaparecer, de esconderse cuando no se está utilizando. Así será el televisor del futuro, gran protagonista de la nueva edición del CES, la mayor feria tecnológica del mundo que estos días pronostica en Las Vegas por dónde irán los tiros en la electrónica de consumo. No resulta extraña esta apuesta: la televisión se ha convertido en el aparato de entretenimiento más popular en los hogares de todo el mundo.

Han sido dos titanes del sector, los surcoreanos Samsung y LG, los encargados de deslizar los augurios. El primero presentó un televisor con MicroLED de altísima resolución, una tecnología que permite al usuario customizar el aparato, su tamaño, su forma. Estas pantallas están compuestas por millones de LEDs, chips microscópicos e inorgánicos (de duración ilimitada) que emiten luz propia produciendo colores brillantes sin necesidad de iluminación posterior y ocupan muy poco espacio. De hecho, el nuevo dispositivo del gigante asiático es extremadamente delgado, con marcos apenas imperceptibles. La jugada de LG, por su parte, pasa por un innovador concepto, el de ocultar unos monitores cada vez más grandes cuando no se estén usando. 

El televisor enrollable de LG -el Signature OLED TV R (modelo 65R9)- se comporta como si fuese papel aprovechando la flexibilidad de un panel hecho de materiales orgánicos. Y lejos de ser un mero prototipo futurista, llegará a las tiendas esta misma primavera. Se trata de un aparato con una pantalla de 75 pulgadas que ofrece tres opciones de visualización distintas: el modo full view o pantalla grande, que permite conectarlo con asistentes como Alexa de Amazon o con el Apple AirPlay 2 y reproducir así contenidos desde cualquier dispositivo; el line view, que desenrolla parcialmente el monitor para, por ejemplo, consultar la hora y el tiempo; y el zero view, que pliega completamente la pantalla, haciéndola desaparecer. A pesar de estar escondida en la base, la tele no queda inhabilitada: admite la reproducción de música y otros contenidos de audio.

Cerveza en cápsulas

LG se ha revelado en este CES como una auténtica caja de sorpresas. Junto con el televisor que «se esfuma», los de Seúl dejaron boquiabiertos a los asistentes a la feria con una máquina que produce y sirve cervezas a partir de cápsulas, como las de café. Las pequeñas píldoras -producidas por el fabricante británico Muntons- contienen malta, levadura, aceite de lúpulo y condimentos para el sabor. Se introducen en la LG HomeBrew y a esperar, un poco más, eso sí, que para tener un expreso bien caliente en la mesa.

El invento, de uso doméstico, tarda unas dos semanas en llevar a cabo todo el proceso, permite seleccionar entre diferentes tipos de cerveza - IPA americana, Pale Ale americana, Stout inglesa, cerveza de trigo al estilo belga y Pilsner checa- y se limpia a sí mismo de forma automática. Todo el proceso corre así de su cuenta: desde la fermentación a la carbonización y el envejecimiento. Toda una revolución. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La «Nespresso de la cerveza» y el primer televisor que se enrolla