«No estoy en mi escritorio porque salgo con otros empleados de Google para protestar contra el acoso sexual»

Más de mil trabajadores de la compañía se manifestan tras las informaciones que apuntan a que el gigante tecnológico protegió a un ejecutivo acusado de acoso


Encima de su escritorio dejaron una nota y salieron a la calle. «No estoy en mi escritorio porque salgo con otros empleados y contratistas de Google para protestar contra el acoso sexual, las malas conductas, la falta de transparencia y una cultura laboral que no funciona para todos», se podía leer en el escrito. Fue un paro breve. Pero durante unos minutos, más de mil trabajadores de la tecnológica en Europa y Asia se han manifestado este jueves a las puertas de sus oficinas para protestar contra el acoso sexual y la desigualdad salarial, entre otros comportamientos.

En Dublín, cientos de empleados del gigante tecnológico han abandonado sus puestos a las 11.00 horas. «No he sido víctima de acoso pero, si solo una persona lo ha sido, es importante para nosotros, para mí, mostrar nuestra solidaridad», ha dicho a la agenica Reuters Kate, una de las manifestantes en la capital irlandesa. La breve huelga de Google Dublín ha sido la más llamativa de la jornada porque Irlanda acoge la mayor sede de la empresa norteamericana fuera de Estados Unidos, gracias a las ventajas fiscales que ofrece la nación europea. Solo allí emplea a 7.000 personas. Sin embargo, la protesta se ha repetido en las sedes de Google en Londres, Berlín, Zúrich, Tokio y Singapur, a juzgar por las fotografías y vídeos que han difundido los manifestantes a través de las redes sociales.

En un comunicado emitido el miércoles por la noche, los organizadores de la protesta pidieron a Alphabet - la matriz de Google- que incorpore a un representante de los trabajadores en su junta directiva, que cree un proceso específico para denunciar el acoso sexual y que comparta internamente los datos sobre los sueldos que paga a hombres y mujeres. Según informa Europa Press, el presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, ha respondido en otro comunicado valorando las «ideas constructivas» que han planteado los trabajadores y prometiendo que Google las tendrá en cuenta con el propósito de pasar de las palabras a la «acción».

El germen de la protesta fue una información publicaba por The New York Times que revelaba que el gigante tecnológico protegió al creador de Android, Andy Rubin, tras una denuncia de acoso sexual. Según el artículo del Times, basada en documentos y entrevistas con más de tres decenas de ejecutivos y empleados, Google protegió a Rubin tras ser acusado de una conducta sexual inapropiada que fue considerada «creíble» en una investigación interna. La compañía, además, compensó su salida de la empresa en 2014 con 90 millones de dólares.

Después del revuelo causado por la publicación, el consejero delegado de Google aseveró que la compañía ha despedido a 48 personas por mala conducta sexual en los dos últimos años. En un mensaje de correo electrónico a sus empleados, al que tuvieron acceso medios locales, Pichai defendió que de esos casi cincuenta exempleados, trece eran «altos cargos» e indicó que «ninguno de ellos» recibió un monto de compensación tras el despido.

Cuando Rubin dejó Google en octubre del 2014, la firma californiana no hizo público que una empleada lo había acusado de forzarla a practicarle sexo oral en un hotel el año anterior, de acuerdo con dos ejecutivos conocedores del asunto citados por el diario neoyorquino.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

«No estoy en mi escritorio porque salgo con otros empleados de Google para protestar contra el acoso sexual»