El iPhone crece hasta las 6,5 pulgadas e incorpora por fin la doble SIM

Las versiones XS y XS Max costarán desde 1.159 euros y el modelo XR, a partir de 859


redacción / la voz

Tim Cook dejó ayer a Phil Schiller, vicepresidente de Márketing de Apple, la responsabilidad de desvelar los nuevos iPhone XS y XS Max. El smartphone que revolucionó el mundo de la tecnología alcanza las 6,5 pulgadas de pantalla en su versión de mayor tamaño (la otra mantiene las 5,8 del modelo presentado hace un año), con lo que supera a su principal competidor, el Samsung Galaxy Note 9+, que se queda en 6,4 pulgadas.

Los teléfonos mantienen el mismo diseño del año pasado, con una muesca en la parte frontal donde se alojan los sensores de Face ID: el reconocimiento facial sigue siendo la única forma de desbloquear el móvil, aunque se ha mejorado la rapidez. Ello es posible gracias a un nuevo chip biónico (con Inteligencia Artificial) que concentra hasta 6.900 millones de transistores, todo un prodigio de la miniaturización conseguido gracias al proceso de construcción de 7 nanómetros.

También es un 50 % más veloz la GPU (unidad de proceso gráfico) y la capacidad de almacenamiento llega hasta los 512 GB, lo que indica un interés por convertir el iPhone en una eficaz plataforma de videojuegos móviles.

Las mejoras en cámara trasera permiten un bokeh (desenfoque artístico del fondo) optimizado en el que se puede ajustar la profundidad de campo a posteriori. Con el Smart HDR, Apple asegura que podremos sacar fotos a contraluz sin que el sujeto salga oscuro. Y la Realidad Aumentada, en combinación con el doble objetivo (12 +12 megapíxeles y apertura f/1.8) del iPhone dará nuevas posibilidades: por ejemplo, apuntar hacia a un jugador de baloncesto y recibir información sobre el número de canastas encestadas, el ángulo de tiro, la trayectoria o la velocidad del balón.

Por primera vez el iPhone incorpora la posibilidad de utilizar dos SIM al mismo tiempo, una funcionalidad que permite utilizar dos líneas diferentes -por ejemplo, la personal y la del trabajo- con el mismo terminal. Para ello, además de introducir una Nano SIM en la bandeja del teléfono, habrá que activar la eSIM digital integrada en la placa, lo que deja esta funcionalidad a expensas de los acuerdos con las operadoras. La política de estas últimas varía en cada país, así que habrá que esperar para saber si se podrá usar en España.

Junto a los iPhone XS y XS Max, que costarán 1.159 y 1.259 euros, respectivamente (los modelos de 64 GB), Apple presentó una tercera versión más económica denominada XR. Su precio partirá de 859 euros y a diferencia de sus hermanos tiene una pantalla LCD en vez de OLED, de 6,1 pulgadas y menor definición. Además, la cámara principal es de un solo objetivo. Siguen a la venta los iPhone 7 y 8, ambos en dos tamaños.

Un reloj más grande

El otro producto que Apple acostumbra a presentar en septiembre es su reloj inteligente, que según la compañía -y pese a que no aporta datos- es «el smartwatch número 1 y también el reloj más vendido». El Watch Series 4 aumenta su pantalla entre un 32 y un 34 % e incorpora una nueva corona con retroalimentación háptica (ya no se hunde al pulsarla, al estilo del antiguo botón home del iPhone). Es más rápido y se han mejorado también los altavoces y el micrófono.

Pero la gran novedad es que ahora el reloj detecta caídas, ya sean a plomo o resbalones hacia delante o hacia atrás. Si eso ocurre, da la opción de llamar a los servicios de emergencia.

El sensor de ritmo cardíaco avisa cuando las pulsaciones son demasiado altas o bajas y, si el usuario no responde en un minuto, llama al contacto de emergencia que tenga configurado. También es capaz de detectar latidos irregulares e incluso de elaborar un electrocardiograma, basta con poner el dedo en la corona y esperar 30 segundos. Apple busca así un nuevo nicho de mercado en las personas mayores, después de popularizar su reloj como pulsera de fitness.

El Watch Series 4 estará disponible en plateado, negro y dorado y costará desde 399 dólares. Por primera vez llegará a España la versión 4G -que puede hacer llamadas sin estar conectado al iPhone-, para lo cual Apple se ha aliado con las operadoras Vofadone y Orange; el precio en EE.UU. será de 499 dólares y estará disponible ya el próximo día 21, al igual que los nuevos iPhone.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El iPhone crece hasta las 6,5 pulgadas e incorpora por fin la doble SIM