Galicia prepara el desembarco del 5G con un plan para captar inversiones

La nueva cobertura tendrá aplicaciones pioneras en materia sanitaria y de ocio


santiago / la voz

La tecnología actual viaja a una velocidad 4G, pero en apenas dos años deberá dar el salto al 5G, un cambio que, como en el caso de las marchas de un automóvil, implica un plus de velocidad que solamente se puede entender con sencillos ejemplos, como que habrá vehículos que circulen solos pudiendo sus ocupantes entretenerse con otras tareas; o que la nueva tecnología permitirá descargar una película de tres dimensiones en treinta segundos (ahora necesita más de cinco minutos) y reducir el tiempo de reacción sanitaria para tratar un ictus, enfermedad en la que la rapidez se mide en neuronas.

De todas estas posibilidades, de su coste y de cómo podrá aplicarse en Galicia se habló ayer durante el foro organizado en Santiago por la Asociación de Enxeñeiros de Telecomunicacións de Galicia y la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega). En este encuentro, el segundo que se celebra en España sobre la implantación de la tecnología 5G, técnicos, instituciones y empresas reconocieron el impacto positivo que debería tener en Galicia su próxima aplicación.

Como primera medida, en el debate surgió el anuncio de la Xunta de un plan para identificar áreas estratégicas para aplicar la nueva tecnología, con la ventaja, según resalta la Administración autonómica, de que Galicia cuenta con un operador público, Retegal, que permite racionalizar el despliegue de la red.

El siguiente paso será atraer la inversión necesaria para desplegar la nueva red de cobertura ultrarrápida, un coste que, por ejemplo, en Estados Unidos está cuantificado en torno a los 300.000 millones de dólares.

A las administraciones también les corresponderá asumir la tarea de licitar la frecuencias por las que deberá volar el 5G, mientras que las empresas del ramo deberán invertir para disponer de la tecnología que demanden sus clientes. Pero con un coste para el bolsillo mayor que el actual.

Conocer cómo el 5G puede mejorar la calidad de vida de sus potenciales beneficiarios fue uno de los aspectos abordados en el foro, cuyo programa incluyó una mesa de debate en la que participaron representantes de «grandes clientes» de la futura tecnología, vinculados a la automoción, la sanidad y las administraciones públicas. Antonio Fernández Barciela, responsable del programa de implantación del 5G en la planta de automoción de PSA en Vigo, señaló que el cambio hará realidad la «conducción autónoma, dando el salto de sacar las manos del volante para sacar también la vista», permitiendo que un vehículo reaccione con tiempo suficiente para, por ejemplo, buscar rutas alternativas en caso de atascos o accidentes en las autopistas, en donde está prevista su implantación.

En la misma mesa de debate, Ana Ulloa Piñeiro, responsable de Explotación en Autoridade Portuaria de Vigo, destacó que con el sistema de velocidad y cobertura 5G cualquier naviera del mundo podrá ver en tiempo real cómo llega su mercancía a puerto y se descarga, consiguiendo así mayor competitividad internacional, al tiempo que se logra mayor seguridad para las embarcaciones de pequeño y mediano tamaño, cuya localización resultará mucho más efectiva.

Pero si hay algún sector en el que el 5G puede ser un revulsivo es el sanitario, según expuso Benigno Rosón, subdirector de Sistemas del Sergas, ya que la fiabilidad y rapidez de este salto abre la vía a tener controlados a los pacientes en su propio entorno y a acercar tecnología allí donde sea necesario. Eso sí, si su aplicación resulta sencilla para el enfermo.

Iván Rejón, responsable de estrategia de Ericsson: «El cambio llegará siempre que exista un beneficio»

e. a. r.

Implantar una nueva tecnología es inviable sin investigación, y esta no llega si no hay capital humano ni una demanda de los nuevos servicios que auguran los saltos tecnológicos tan vertiginosos como el paso del 4G al 5G. Bajo esta premisa, el foro de Santiago también abordó las perspectivas de las operadoras de telefonía y de los fabricantes de los nuevos dispositivos.

Que Galicia disponga de una facultad propia de Telecomunicación y en España exista a nivel mundial el único Máster sobre 5G impartido en la Universidad Carlos III son puntos a favor para allanar el camino hacia el 2020. Iván Rejón, responsable de Estrategia de Ericsson, empresa que participa en el máster madrileño, reconoció durante su intervención que la demanda de Galicia está garantizada con «firmas como Inditex, puertos como el de Vigo y plantas energéticas de última generación, ya que son proclives a apostar por esta tecnología, ya que conseguirán prestaciones diferenciales».

La implantación de la cobertura 5G en Galicia también ayudará a mejorar las comunicaciones allí donde la mejor solución son redes inalámbricas por ser zonas de difícil acceso y porque las empresas tendrán como punto de partida la tecnología 4G, que tiene en Galicia una tasa de cobertura del 94 %, «lo que permitirá a los operadores capitalizar las inversiones realizadas».

«No se trata de forzar la evolución del 5G. El cambio llegará siempre que exista un beneficio. Esta tecnología llegará siempre que exista un beneficio detrás como la captura de negocios adicionales para las empresas, mejoras en el servicio de atención al cliente», resalta Rejón, que igualmente apela a las administraciones para que regulen la concesión de frecuencias y dinamicen el cambio incorporando estas tecnologías. En este aspecto, afirma que «en Galicia, España y Europa hay receptividad al cambio», pero este podría realizarse, como no, a mayor velocidad. «Implantar el 5G implica un esfuerzo de todos», señala.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
4G
Comentarios

Galicia prepara el desembarco del 5G con un plan para captar inversiones