Facebook anuncia Oculus Go, unas gafas de realidad virtual de bajo coste

Saldrán a la venta por 219 euros y no necesitan estar conectadas al móvil o a un PC

.

redacción | la voz

En marzo del 2014 Facebook anunció la compra de Oculus por 2.300 millones de dólares (en dinero contante y sonante y en acciones de la que ya entonces era la mayor red social del planeta). La adquisición pasó relativamente desapercibida porque un mes antes la compañía de Mark Zuckerberg se había hecho con WhatsApp, en una operación mucho mayor calado (pagó 19.000 millones por la aplicación de mensajería instantánea) y porque Oculus, fundada apenas año y medio antes, no era más que una prometedora startup centrada en la entonces incipiente tecnología de realidad virtual (VR).

Sus integrantes se pasaron los siguientes años desarrollando un producto que supuestamente iba a revolucionar la forma de jugar y todo el entretenimiento digital, el casco Oculus Rift. Pero cuando salió al mercado, a mediados del 2016, se topó con varios escollos. La escasa oferta de aplicaciones compatibles, la competencia de otros sistemas similares (los principales, HTC Vibe y PlayStation VR) y la falta de adaptación del público a un dispositivo que después de 15 o 20 minutos de uso puede provocar fatiga visual e incluso mareos, hicieron que las ventas fuesen de alrededor de un millón de unidades; una cifra escasa para la inversión que supuso su desarrollo y que incluyó el fichaje de Hugo Barra, antiguo vicepresidente de Google y Xiaomi, para ponerlo al frente de la división de Realidad Virtual de Oculus.

Barra fue ayer el encargado de presentar -durante la conferencia de desarrolladores de Facebook en San José (California)- un nuevo visor VR de bajo coste, denominado Oculus Go, con el que la compañía intentará popularizar la realidad virtual y capitalizar todo el know how adquirido. A diferencia de las gafas VR tradicionales como Samsung Gear VR (también desarrolladas por Oculus) o los visores económicos (de plástico o incluso cartón) que se pueden adquirir por Internet, se trata de un dispositivo independiente y que no necesita tener insertado el smartphone para funcionar. Sí es preciso el móvil para su configuración inicial y para, a través de una app, descargar los contenidos que nutrirán su oferta. Estos se almacenarán en la memoria interna que lleva incorporado el visor.

Con una pantalla LCD con resolución WQHD (2.560 x 1.440, con una definición de 538 puntos por pulgada), audio «espacial» y un micrófono integrado, Oculus Go «permite la máxima inmersión desde la primera vez que se utiliza, y el peso del visor, las cintas elásticas de sujeción y la interfaz han sido optimizados para ofrecer la mejor sensación», explican desde la compañía.

Más de mil títulos

Además de la experiencia de usuario -ya no hay que estar atados a una consola o PC para disfrutar de realidad virtual en alta definición-, las claves de la apuesta son el precio (219 euros para el modelo de 32 GB y 269 para el de 64 GB) y la oferta de contenidos VR. Oculus anuncia «una inmensa cantidad de juegos, experiencias y apps, con más de 1.000 títulos para elegir», incluyendo Discovery VR, Netflix, Jurassic World: Blue, Space Explorers (NASA) o juegos como Anshar Online o Coaster Combat.

Además se anuncian nuevas formas de entretenimiento y de conectar con los amigos como Oculus Rooms, una especie de red social virtual, lanzada originalmente para Gear VR, en la que el usuario se puede reunir con sus conocidos (representados mediante avatares realistas) en un entorno en tres dimensiones personalizable y jugar a juegos o ver películas juntos.

Deportes y conciertos

También se lanzará Oculus Venues, que dará acceso a eventos sociales en directo en realidad virtual, incluyendo conciertos, espectáculos deportivos y noches de comedia. Mediante el visor Go se podrá disfrutar de ellos en total inmersión pero, a diferencia de las personas que están físicamente in situ (que ocupan un asiento o posición fija), viendo lo que ocurre desde cualquier ángulo.

Finalmente, Oculus Gallery, además de envolvernos en fotos panorámicas y de 360 grados, dará la posibilidad de visualizar nuestros vídeos en una sala de cine virtual, y también transmitir nuestros contenidos personales de Facebook, Instagram o los que guardamos en la propia galería del móvil.

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, destacó que gracias a Oculus Go «mucha gente experimentará la realidad virtual y la presencia virtual por primera vez». Y se mofó de su reciente comparecencia ante los legisladores de EE.UU. por la filtración de datos de 87 millones de usuarios: «Digamos que tu amigo está testificando en el Congreso: puedes juntar a tus amigos y podéis reír o llorar juntos», dijo en referencia a la opción para ver vídeos en grupo y comentarlos. «Algunos de mis amigos lo hicieron, pero espero que no se repita pronto», bromeó.

Zuckerberg impulsa las citas entre desconocidos, al estilo de «Tinder»

El máximo responsable de Facebook también anunció una nueva opción en la red social para que sus usuarios encuentren pareja. «Uno de cada tres matrimonios en Estados Unidos empiezan en línea -destacó el empresario en el evento F8-. Y no habíamos hecho ninguna opción para encontrar parejas». Aunque no especificó cuándo, «Dating» permitirá a los usuarios crear un perfil privado para tener citas, al estilo de populares aplicaciones como Tinder, con personas que no sean «amigas» y que coincidan en eventos o grupos de Facebook. «Esto va a ser para construir relaciones reales a largo plazo, no solo aventuras», apuntó Zuckerberg en un discurso donde dejó clara la intención de la plataforma de seguir invirtiendo en mejorar la privacidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Facebook anuncia Oculus Go, unas gafas de realidad virtual de bajo coste