La pantalla está en el horno

Un panel táctil en color de 5 pulgadas es el centro de mando de este horno multifunción. A través de él podemos programar los diversos tiempos, temperaturas y modos de cocinado, pero también acceder a un asesor personal que incluye 50 recetas. Bienvenidos a los asados de la revolución 4.0.


Redacción

Teka, un grupo multinacional fundado en 1924 en Alemania, empezó fabricando maquinaria agrícola pero pronto se especializó en la producción de acero inoxidable. La marca que le da nombre -tiene otras como Küppersbusch, Intra, Thielmann y Mofem- está actualmente presente en más de 100 países y en su catálogo hay numerosos componentes de cocina como encimeras, hornos, fregaderos y campanas extractoras. La división de cocina y baño cuenta con 17 fábricas repartidas por todo el mundo y tiene otras dos dedicadas a la producción de contenedores y equipamientos para la gastronomía.

Una compañía así no se sostiene sin I+D y un buen ejemplo de ello es el horno de nueva generación iOVEN, que forma parte de la gama Maestro. La idea es aunar facilidad de manejo y precisión, yendo un paso más allá en este tipo de electrodoméstico básico en cualquier cocina.

El aparato cuenta con una pantalla TFT incorporada que permite al usuario manejar las funciones del horno como si tuviese una tablet integrada. Pulsando en este panel táctil y en color podemos acceder a un asistente de cocinado que incluye más de 50 recetas memorizadas. El propio horno nos irá guiando a través de indicaciones en su pantalla para conseguir el punto justo en el cocinado.

Una característica novedosa es el sistema de limpieza Hydroclean, basado en el vapor de agua. Da igual lo que se haya preparado -un asado de pollo, un pescado, una lasaña de carne…-, en solo 24 minutos y con un vaso de agua el horno es capaz de desincrustar toda la grasa adherida. Hydroclean calienta su interior para que el agua se evapore y ablande la suciedad, que puede retirarse después pasando una bayeta (el esmalte especial de las paredes facilita esta operación).

El iOVEN está fabricado en acero antihuella, con soportes cromados, guías extraíbles y cinco alturas de cocinados. Hay hasta 18 modos de trabajo (incluyendo algunos específicos como slow cook y horneado de pan) y la capacidad interior son 70 litros. Cuenta con doble iluminación lateral led, cierre y apertura suaves y bloqueo de seguridad para niños.

Desde el punto de vista ambiental, el aparato tiene una clasificación energética A+, lo que permite reducir el consumo de electricidad hasta un 20%. Un horno tecnológico, al que solo le falta una cámara y una app para poder ver lo que hay en su interior en el móvil y controlar todas las funciones a distancia: cocinar desde el sofá.

Unas guías telescópicas extraibles permiten deslizar las bandejas de su interior casi por completo cada vez que se necesita mover los alimentos o añadir algún ingrediente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La pantalla está en el horno