Los gurús tecnológicos no permiten a sus menores estar en redes sociales

Tim Cook limita el uso de la tecnología en familia, como hicieron Bill Gates y Steve Jobs


redacción / la voz

Los grandes gurús tecnológicos que han inventado dispositivos para la conexión permanente mantienen a sus hijos menores a salvo de la tecnología. Mientras miles de padres aceleran cada vez más el proceso para no mantener a sus hijos al margen del mundo digital, referentes como Tim Cook, Steve Jobs o Bill Gates se han convertido en ejemplos de la resistencia.

El actual director ejecutivo de Apple no tiene hijos, pero como buen conocedor del medio digital aplica las restricciones de uso de la tecnología sobre su sobrino de 12 años. En una presentación de una iniciativa escolar para fomentar el aprendizaje de la programación, Tim Cook confesó a The Guardian que no suscribe los supuestos beneficios del uso constante de la tecnología por parte de los menores. «No tengo hijos, pero tengo un sobrino al que impongo unos límites. Hay cosas que no permitiría; no quiero que esté en las redes sociales», aseguró al diario británico. 

Las afirmaciones de Cook podrían sonar extrañas si fuera el único que impone a los suyos normas estrictas para limitar el uso de aquello que fomenta de cara al público. Pero su caso no es una excepción.

Su antecesor, el fallecido fundador de Apple Steve Jobs, no tuvo reparo en confesar que en su casa estaban prohibidas las tabletas iPad que él mismo contribuyó a inventar y que sus hijos tenían muy limitado el uso de dispositivos en el hogar.

Bill Gates, fundador de Microsoft, había sido uno de los primeros en reconocer que había impuesto en casa un límite en el tiempo diario que sus tres hijos podían dedicar a las nuevas tecnologías. Lo hizo después de observar que una de sus hijas había desarrollado adicción a un videojuego. Mientras la edad a la que los niños tienen su primer teléfono móvil desciende progresivamente, los hijos de Gates no tuvieron uno hasta los 14 años.

Recientemente, Sean Parker, expresidente de Facebook y creador del servicio de intercambio de archivos de música Napster, renegó públicamente de las redes sociales y aseguró que él mismo se niega a usarlas. «Modifican literalmente el trato con la sociedad y con los demás [...] Solo Dios sabe lo que hacen con el cerebro de nuestros hijos», afirmó. Acerca de Facebook, confesó que la red se concibió con la idea de ocupar el mayor tiempo posible de sus usuarios aprovechando «una debilidad de la psique humana» que consiste en la descarga de dopamina que produce ver que otras personas reaccionan a lo que uno publica e incita a seguir publicando y respondiendo en bucle. Afirmó que los creadores de las redes sociales -Mark Zuckerberg, Kevin Systrom, de Instagram, y él mismo- eran plenamente conscientes de que fomentaban una adicción. «Y pese a todo lo hicimos», admitió. 

Dañinas para la democracia

Entre las incalculables repercusiones que tiene el uso de las redes sociales, Facebook mostró ayer su preocupación por ser dañino para la democracia. «Ahora estamos más dispuestos que nunca a combatir las influencias negativas y asegurarnos de que nuestra plataforma sea una fuente incuestionable para el bienestar democrático», dijo Katie Harbath, jefa políticas globales de Facebook.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Los gurús tecnológicos no permiten a sus menores estar en redes sociales