Alejandro Cabo: «Va a haber avances, pero el gran bum de la telefonía móvil ya ha pasado»

El mayorista Telenets, con sede en Mos, ha vendido este año más de 75.000 unidades de su móvil sénior Facitel

.

REDACCIÓN / LA VOZ

Ingeniero superior aeronáutico, Alejandro Cabo (Vigo, 1981) ha acabado trabajando en tecnología, «un sector que me gusta mucho más». Tras pasar por Blusens, ahora es el director de Operaciones de Telenets, mayorista especializado en telefonía con sede en Mos (Pontevedra). Este año ha vendido más de 75.000 unidades de su móvil sénior Facitel.

-¿Qué les llevó a lanzar su propia marca de telefonía?

-Hace cinco años nos llamó la atención que, a pesar de que el smartphone cada vez penetraba más, la telefonía sénior tenía un nicho de mercado bastante fiel. Llevábamos marcas como Emporia y Bea-fon, pero la primera tenía unos precios un poco elevados y en la segunda los ratios de fallos eran altos. Teníamos relación con fábricas en China que hacían este tipo de teléfonos, identificamos una serie de modelos que se iban ajustar al mercado español y teníamos una marca registrada que era Facitel. Lo que era una serie para unos clientes mayoristas, ha ido creciendo y hemos accedido a grandes cuentas.

-Su mercado potencial cada vez es mayor en Galicia, pero en los próximos años se incorporarán a este segmento personas que han crecido y vivido en la era digital. ¿Será el momento de lanzar un «smartphone» sénior?

-No. Ya lo hicimos hace siete años con otra marca que se llamaba Ibold, pero dejamos de venderlo. Las nuevas generaciones de mayores vienen más digitalizadas, pero a la vez existe un deseo de simplificar las cosas. Yo tengo 36 años y tengo un Facitel que utilizo para irme de viaje, cuando no quiero estar colgado del WhatsApp o del correo en el móvil, solo estar localizado, que me llegue un mensaje de texto o escuchar la radio. Hay personas que tienen impedimentos visuales o de otro tipo. Por ejemplo, un cliente de Murcia lo está vendiendo muy bien a los agricultores de la zona, porque tienen las manos muy callosas y los números grandes les permiten hacer una marcación más sencilla. Pero entendemos que quien venga de un entorno digital cien por cien, independientemente de que tenga 30, 50 o 75 años, va a seguir utilizando el smartphone.

-¿Por qué no incluyen USB tipo C (reversible) en los móviles? A los mayores les cuesta conectar el cable en el sentido correcto.

-Todos nuestros teléfonos llevan base cargadora, el cable va directamente enchufado a la base y el teléfono se deposita dentro de ella. Solo tiene una posición donde debe entrar. Hay otras marcas que no utilizan la base o la venden como un complemento adicional.

-Guardar contactos con un teclado físico puede ser un poco pesado. ¿Hay alguna forma de mejorar esto, como un asistente de voz, o el software de estos teléfonos no lo permite?

-El software lo permite, y de hecho los nuevos productos que vamos a lanzar en el 2018 vienen no solo con asistente de voz, sino también con la posibilidad de que las alarmas sean grabadas por el propio usuario o por sus familiares. Por ejemplo, que en lugar de un pitido sea la voz de su hijo la que le dice «papá, acuérdate de tomar las pastillas». De todas formas, todos los teléfonos tienen tres teclas de memoria para llamar a los principales contactos y pulsando un botón aparecen los diez contactos a los que más se llama con su respectiva foto.

-Además de linterna y botón de SOS, ¿qué otros avances incluyen los modelos de Facitel?

-El Bluetooth, para sincronizar el teléfono móvil con el coche y hablar a través del manos libres mientras se está conduciendo. Y la compatibilidad con audífonos, no todos los teléfonos tienen la certificación homologada de proximidad en campos magnéticos.

-¿Qué sector tecnológico tendrá un mayor desarrollo en los próximos años? ¿Hogar inteligente, «gaming», coche conectado, «wearables»...?

-A pesar de que va a haber avances, el gran bum de la telefonía móvil ya ha pasado. Los wearables son la eterna promesa, siempre se habló de ellos como the next big thing, pero no tienen una tecnología que haga que todos los consumidores vayamos en masa a adquirir uno. Respecto al hogar inteligente, en los próximos años veremos la conectividad entre nuestros dispositivos móviles y la nevera, la lavadora... El gaming viene pisando muy fuerte y las competiciones y la conectividad entre jugadores cada vez son mayores. Y la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada ya se están utilizando para entretenimiento, películas y videojuegos, pero tienen aplicaciones en todo. Sin ir más lejos, el principal sector de la economía española es el turismo y las agencias puede recurrir a que sus potenciales clientes puedan visualizar cómo sería una visita a la Alhambra de una manera virtual.

«España va a la cola de Europa en el comercio en línea»

Telenets nació a mediados de los 90 de la mano del grupo Redcom (creado en 1978), para suministrar tarjetas, telefonía o accesorios a las tiendas Vodafone del norte español. En el 2010, tras la venta de las tiendas de la operadora a Top Digital, Telenets queda como mayorista de estos pequeños retail. «A día de hoy tenemos una base de clientes de más de 6.500 puntos de venta repartidos entre España y Portugal», explica Alejandro Cabo.

-El sector de la distribución está viviendo una revolución con el envío y recogida de productos en apenas horas ¿Están adaptados?

-Estamos actualizados, pero es difícil adaptarse si no se tienen tiendas propias. Quien lidera la entrega en solo dos horas es la gran distribución, El Corte Inglés, Fnac, Carrefour, Worten... La revolución es el comercio en línea, el hecho de que uno pueda comprar algo hoy y mañana por la mañana lo tiene en su casa o donde él diga. Aun así, España va a la cola de Europa en el comercio en línea porque aquí el cliente final es mucho de tocar, de ver y de probar antes de tomar la decisión, y de ahí que el comercio tradicional todavía siga teniendo un peso importante.

-¿Cómo conseguirán competir con un gigante como Amazon?

-Amazon es a la vez competencia y aliado. Funciona de dos maneras, la parte de market place y la parte de vendor. La primera lo que hace es habilitar que cualquiera pueda vender en Amazon: si yo tengo una pequeña tienda de telefonía en Santiago y quiero vender a toda España, puedo crear mi propio perfil en Amazon, subo las referencias y pongo el precio. Amazon cobra una comisión por las ventas. Después está la parte de vendor, que es donde Amazon actúa como cliente o como tienda: compra a una serie de proveedores, que primero tienen que ser habilitados, y después es Amazon quien pone a la venta ese producto. Es lo que pasa muchas veces cuando vemos que pone «vendido y entregado por Amazon». Así que Amazon es cliente nuestro para ciertas marcas, todos los mayoristas le vendemos algo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Alejandro Cabo: «Va a haber avances, pero el gran bum de la telefonía móvil ya ha pasado»