La mitad de los españoles aún no compra en Internet por desconfianza

La Agencia de Protección de Datos publica una guía para hacer operaciones seguras


madrid / colpisa

La facturación del comercio electrónico alcanzó los 24.185 millones de euros en el 2016 y superó los 6.700 millones en el primer trimestre del 2017, casi un 25 % más que el año anterior, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Además, este año las tarjetas de crédito superaron a la población de España, alcanzado los 51 millones de unidades, cifra que coincide con el aumento del 71 % en el gasto anual por compras en línea de los últimos cinco años. Pese a este fuerte crecimiento, la mitad de los españoles aún no confía en las transacciones virtuales. La vulnerabilidad de los datos personales, la ignorancia de los derechos como consumidores, la inseguridad en las redes o la falta de persecución de conductas fraudulentas son razones que disuaden al consumidor.

Por este motivo, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) y la Policía Nacional presentaron una guía práctica de compra segura en Internet, pensando en generar un clima de certidumbre y crecimiento sostenible en el comercio electrónico. El documento completo puede descargarse en la web http://www.agpd.es.

Mar España Marti, directora de la AEPD, apuntó que «el objetivo de esta guía es dar confianza a los ciudadanos en el uso de Internet para hacer compras». Además, señaló que el documento pretende asesorar a las empresas que aún no tienen página web para fomentar su crecimiento a través del comercio electrónico digital. «Como dice Bill Gates: Una empresa que no está en Internet, no existe», remató la directora.

El responsable de la jefatura central de seguridad ciudadana y coordinación de la Policía Nacional, Antonio de la Rosa, explicó que, a pesar de que su objetivo es «perseguir actividades delictivas que afecten al comerciante y al cliente, prevenir es mejor que curar». Y afirmó que hay que estar alerta ante el phising (delitos informáticos de suplantación de identidad con intención de obtener datos o dinero de la víctima), redes wifi públicas y «los permisos que concedemos a las aplicaciones móviles». 

El instrumento contiene consejos básicos para comprar en forma segura en Internet, recomendando sobre todo que las transacciones se hagan en páginas que «inspiren confianza», procurando tener una conexión segura a la Red antes de proporcionar datos personales. Además, llama a recelar «ofertas demasiado atractivas» y a informarse sobre los derechos y garantías que asisten a los compradores. Por último, los expertos destacan que uno de los medios de pago más seguro para compras on-line es «contra reembolso».

Evitar webs falsas

Páginas oficiales

Hay que asegurarse de comprar en páginas oficiales y con prestigio consolidado.

Aviso legal

No comprar si en la web no figuran los datos reales y físicos de la empresa; las condiciones de venta, reclamación y devolución, y el aviso legal.

Precios demasiados bajos

Se debe sospechar si los precios están muy por debajo del mercado.

Diseño sospechoso

Se debe desconfiar si la web tiene un diseño no homogéneo, las imágenes son de baja calidad, está mal traducida y aparenta ser una página de otra marca.

Formas de pago

Hay que descartar la compra si la web anuncia varias formas de pago pero al formalizar solo admite tarjeta de crédito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La mitad de los españoles aún no compra en Internet por desconfianza