Apple: ¿Cómo será el nuevo iPhone?

Los de Cupertino tienen algo que celebrar: el décimo aniversario de su icónico teléfono. Esto es todo lo que se sabe hasta ahora


Esta tarde, a las siete en punto, Apple levantará el telón del nuevo teatro Steve Jobs, un recinto completamente enterrado en el flamante y recién inaugurado Apple Park de Cupertino. En California serán las diez de la mañana. Durante dos horas, la factoría de la manzana ejecutará una estudiadísima exhibición de sus últimas novedades, convertida ya, fruto de la costumbre y la enorme curiosidad, en un auténtico espectáculo a nivel mundial. ¿Cuáles son las expectativas esta vez?

-La incorporación del reconocimiento facial como sucesor de la huella dactilar

-La carga inalámbrica

-Un reinventado Apple Watch -a ver si con su enésima vuelta al fin despega-.

-Y tres iPhone. Tres. El iPhone 8, el 8 Plus y el iPhone X, una aparato que forzosamente será especial. Hace diez años que el original vio la luz.

Al iPhone que celebrará el décimo aniversario del buque insignia de Apple le preceden 15 modelos: un original, hecho icono, y 14 réplicas mejoradas que este martes le harán sitio a su mejor versión, un terminal que se espera sin marcos, sin cables y sin botón de inicio, equipado con una barra táctil en su defecto, tecnología OLED y Face ID, capaz de detectar la cara del usuario para acceder al dispositivo. Su precio -agárrense- rondará los mil euros

iPhone 8 y iPhone Plus

Apple se mantiene hermética, pero sus proveedores se han ido de la lengua. Por ellos sabemos que las versiones mejoradas del iPhone 7 -que, siguiendo la dinámica de los californianos, deberían llamarse iPhone 7s y iPhone 7s Plus- saltarán ya a la cifra siguiente (llevarán el 8 como apellido) y se desprenderán de la «s». Su diseño será muy similar al último teléfono de Tim Cook, pero sus cámaras serán mejores; sus procesadores, más potentes; y su batería, capaz de reponerse de forma inalámbrica.

El iPhone X

El gran protagonista de la fiesta será, sin embargo, el iPhone X. No solo la fecha señalada hace pensar que estamos ante el dispositivo más ambicioso de Apple hasta la fecha; también los rumores coinciden en señalarlo como tal. Si los pronósticos se confirman, pronto podremos tener en nuestras manos un teléfono diseñado con una pantalla OLED, con una resolución de 1125 × 2436 pixeles, que ocupará toda su superficie a excepción de una pequeña pestaña, provista de sensores, el altavoz y la cámara frontal. ¿Y el botón de inicio? Con toda probabilidad, desaparecerá y, con él, el lector de huellas que nos otorgaba exclusividad para acceder al aparato. Hay, sin embargo, quien mantiene que Apple lo reubicará, colocándolo en la zona trasera del dispositivo. 

El sacrificio del TouchID no será en vano. Su función la desempeñará un nuevo sistema biométrico, el sensor de reconocimiento facial que identificará al dueño del iPhone por sus rasgos, pero también por su geometría. Así, ninguna foto podrá burlarlo. Lo hará, además, desde cualquier ángulo e incluso si la luz flaquea, en entornos oscuros.

Más cosas. Menos importantes, pero igual de curiosas: habrá nuevos y especiales emojis, una versión animada de los clásicos emoticonos que imitarán las expresiones faciales del usuario. Ya tienen nombre: «animojis». 

En cuanto al precio del iPhone X, la cosa se pone seria. Las informaciones que circulan por los mentideros coinciden en que el teléfono se acercará a los mil euros en su configuración más básica. No será el único problema. Medios como The Wall Street Journal han informado que la fabricación del nuevo teléfono va a un ritmo más lento de lo esperado, lo que podría dar lugar a retrasos en la entrega de los dispositivos a sus compradores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Apple: ¿Cómo será el nuevo iPhone?